El ayuntamiento de Puebla iniciará la colocación de reductores de velocidad en 22
calles de la capital poblana con una inversión mínima pero con “grandes” alcances para los peatones, informó el presidente de la comisión de movilidad del cabildo, Xabier Aibizuri Morett.
En entrevista, luego de sesionar la comisión que preside, el regidor indicó que la próxima semana la dirección de tránsito municipal entregará un reporte de las vialidades susceptibles a instalar estos aparatos.
Sin embargo, adelantó que todas las vialidades secundarias y cruceros serán sujetas a las modificaciones, con el objetivo de evitar accidentes automovilísticos, privilegiar al peatón y muertes por atropellamientos”.
“Vamos a recibir las propuestas de las vialidades secundarias y cruceros y la propuesta del tipo de reductor ya con medidas específicas y ya lo podamos aprobar”.
Abundó que no existe ningún tope en la capital ya que fueron retirados de las calles al momento de ejecutar las relaminaciones por la administración municipal.
El regidor explicó que una vez que reciban el análisis enviarán la propuesta a la secretaría de Infraestructura para que realice el presupuesto y conozcan la inversión total.
“Todos van a estar homologados. La intención es que todos estén igual. Puede que alguna vialidad no lo requiera por eso transito nos dirá. La inversión la sabremos cuando nos entreguen la propuesta y ya mandaremos a obra pública para que los instale”.
Finalmente, informó que la meta es acabar este año y ejecutar los trabajos de manera paralela cuando se realicen las obras de reencarpetamiento.