Dulce Gómez

Integrantes de la organización 11 de Marzo marcharon del Paseo Bravo hacia el zócalo capitalino, para exigir su regreso a las calles, principalmente a la 8 y 10 Poniente.
El líder de este gremio, Martín Juárez Sánchez, indicó que hasta el momento no ha sido recibido por Morales Páez, ni tampoco por el director de Desarrollo Económico, Mauro Nava Rosano, y subrayó que sus adheridos no se moverán a las calles 14, 16, 18 y 20 Poniente.
Incluso, aseguró que el Ayuntamiento de Puebla no les ha ofrecido alternativas, tras el desalojo de vendedores informales que ocurrió el pasado 22 de noviembre, una vez que concluyó la edición de “El Buen Fin”.
Juárez Sánchez expuso que de la 14 a la 20 Poniente existen otros ambulantes de otros gremios y “lo que menos quieren son problemas”.
“No tenemos áreas de trabajo, dieron permiso de trabajo de lo que es de la 14 a la 20 Poniente, pero ahí hay otros dirigentes, no podemos meternos porque habría una confrontación entre ambulantes”, dijo.
De tal modo, subrayó que de 2 mil 300 ambulantes, ahora ya quedan menos y pidió su regreso a la vía pública, específicamente en las calles 8 y 10 Poniente.
“Que se nos deje trabajar, si nos dejan trabajar en las calles, estamos dispuesto ubicarnos en las calles pero dejar libres las banquetas, más bien estar pegados a las paredes”, enfatizó.