Para proporcionar a la Facultad de Cultura Física (Facufi), de la BUAP, espacios con instalaciones adecuadas para clases especializadas, terapias de rehabilitación y pruebas físicas, el Rector Alfonso Esparza Ortiz colocó la primera piedra del edificio de laboratorios de esta unidad académica, en beneficio de su comunidad universitaria y población en general.
Previo al Segundo Informe de Labores de Rodrigo Iván Aguilar Enríquez, director de la Facufi, Esparza Ortiz también puso en marcha un bebedero de agua potable, el cual forma parte del programa Vida Sana, un claro ejemplo de sinergias con el cual se busca reducir el consumo de bebidas azucaradas y generar ahorros para los universitarios.
El nuevo edificio de laboratorios constará de dos niveles. La planta baja incluirá un área terapéutica y profiláctica con ocho camillas, dos bicicletas, plataforma, sistema de balance, plataforma vibratoria, caminadora, sección de hidromasaje, bodega, consultorio y sala de espera; así como un área de desarrollo psicomotriz para niños y tercera edad, sanitarios, cuarto de máquinas y oficina del SIU.
En la planta alta se ubicará un salón de usos múltiples con bodega, el cual será utilizado para clases que requieren de un espacio mayor, eventos y conferencias de la propia facultad. Además, dispondrá de sanitarios y un área de evaluación con tres caminadoras, sección para estudio de corporeidad y optojump. Todo el edificio tendrá sistemas de seguridad con cámaras de vigilancia, alarma de intrusión, sistema de detección de humo e instalaciones de voz y datos.

Segundo Informe de Labores
Durante el Segundo Informe de Labores de Rodrigo Iván Aguilar Enríquez, el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Enseñanza de la Cultura de la Actividad Física (COMACAF) entregó el certificado de re-acreditación de la Licenciatura en Cultura Física. Allí, el Rector Alfonso Esparza Ortiz destacó la calidad y pertinencia de dicha carrera: “Es un programa que tiene vigencia hasta el 2020 y es muestra de la suma de esfuerzos, de la calidad en esta unidad académica y de la participación de estudiantes, docentes y administrativos para lograr estos fines”.
Por ello, se comprometió a continuar atendiendo las necesidades de esta facultad, para el correcto desarrollo de sus funciones. Tal es el caso de la construcción del edificio de laboratorios, el cual dotará a los alumnos de mejores herramientas de aprendizaje. Se trata, enfatizó, de innovar y poner los mejores recursos al alcance de todos los estudiantes, ya que son el centro del quehacer institucional. De esta manera, la BUAP seguirá siendo un referente obligado a nivel nacional e internacional.
Néstor Eduardo Rivera Magallanes, presidente del COMACAF, señaló que la citada re-acreditación garantiza el prestigio de dicho programa educativo, puesto que los saberes impartidos en esta licenciatura son pertinentes y actuales, por lo tanto es una muestra de calidad académica.
Al tomar la palabra, Aguilar Enríquez destacó algunos de los logros alcanzados como el incremento de la tasa de titulación, el fortalecimiento de la planta docente con transformaciones y nuevas contrataciones, así como la impartición de cursos y talleres que contribuyen a su actualización profesional.
La reducción de los costos de inscripción y de exámenes médicos; la generación de sinergias con otras unidades académicas y dependencias, como la impartición de actividades de programación física; el apoyo a estudiantes para asistir a eventos deportivos y educativos; la programación en 2016 de un taller de tiro con arco; así como otras acciones enfocadas al mejoramiento de la infraestructura.