El hacer públicos los catálogos de arte sacro de la entidad podría poner en riesgo todas las obras de valor a reguardo de la iglesia católica, consideró el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa.
Cabe mencionar que el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) tras resolver el recurso de revisión RDA 3510/12 determinó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) deberá buscar y entregar los registros, inventarios o catálogos de arte sacro en Puebla los cuales formen parte de sus archivos.
En este sentido el jerarca de la grey católica reiteró que es innecesario dar a conocer la información de los inventarios toda vez podrían poner en riesgo todas estas piezas.
Sánchez Espinosa afirmó que ellos están dispuestos a colaborar con el tema de arte sacro con las instituciones correspondientes como el INAH sin embargo es necesario que se reguarden los catálogos o registros de las obras artísticas de este tipo.
En otro orden de ideas el arzobispo de Puebla, hizo un llamado a los pobladores de Olintla para que conozcan de manera profunda el proyecto de la hidroeléctrica y sólo después de ello tomen una decisión al respecto.
Cabe mencionar que este sábado activistas que están en contra de la construcción de la hidroeléctrica fueron privadas de su libertar por otro grupo de personas quienes han dado a conocer su aval para la realización de esta obra. Fue hasta este domingo cuando se tenía prevista la liberación de los opositores de este proyecto.
En este sentido el jerarca de la grey católica en rueda de prensa dijo que los habitantes seguramente temen algún tipo de daño ambiental al sitio en el cual viven y por ello se oponen a la instalación de esta obra de generación de energía.
Las personas no deben “oponerse por oponerse”, deben conocer los aspectos positivos así como los negativos para poder emitir una resolución al respecto, reiteró el arzobispo de Puebla.
Otra situación similar ha ocurrido con el tema de la generación de mineras, las cuales al parecer también trae un daño al ecosistema aunque mayor al de las hidroeléctricas, manifestó Víctor Sánchez.