Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado del PRD, Julián Rendón Tapia, consideró que ante el incremento en los precios de la gasolina, es inminente el alza al servicio del transporte público, el cual no deberá superar el peso en el estado de Puebla.
Argumentó que este miércoles, concesionarios se reunirán con el titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte, Diego Corona Cremean, para iniciar las pláticas sobre el aumento al transporte público.
Consideró que lo idóneo, es que la tarifa se mantenga en los seis pesos para microbuses y 5.50 para las combis; sin embargo, consideró que el gasolinazo 2017 afecta fuertemente a las unidades del transporte público.
Dijo que los concesionarios también deben mejorar el servicio que brindan a los poblanos y que mejor forma de hacerlo, sino es a través de cámaras de vigilancia y botones de pánico para combatir los problemas de inseguridad que viven diversas rutas del transporte público.
Recordó que desde el año pasado los concesionarios vienen peleando el incremento a la tarifa del transporte público; sin embargo, insistió que este no debe superar el peso, pese a que los dueños de las unidades han exigido el aumento en dos pesos.
“Tarde o temprano se tiene que dar un incremento, lo idóneo es que no haya, pero debe existir un acuerdo entre los involucrados, lo que sí podría decir es que si hay aumento sea de un peso lo máximo”.