Dulce Gómez

Pese a que la balacera de este lunes en el corazón del Centro Histórico a plena luz del día dejó como saldo un muerto y múltiples detenidos, así como miedo entre la población, el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, presumió que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) actuó de manera “pronta y eficaz”, aunque los testigos manifestaron que los elementos llegaron más de 30 minutos después del incidente.

En entrevista este martes el edil sostuvo que el enfrentamiento entre pandilleros que operan en el primer cuadro de la ciudad resultó solo “entre particulares”, con lo que minimizó el fuego cruzado entre los delincuentes que dispararon al mediodía, cuando comerciantes y poblanos realizaban sus actividades.

“Fue un enfrentamiento entre particulares, y la reacción de la policía fue inmediata. Se logró asegurar vehículos, personas y armas”, dijo.

Incluso argumentó que en la ciudad no hay impunidad y de escudó en la colocación de sistemas de videovigilancia instalados en el primer cuadro de la ciudad así como la asignación de patrullas focalizadas al Centro Histórico que ayudarían a prevenir estos incidentes.

El alcalde además, se lavó las manos del conflicto de narcomenudeo que prevalece en el Centro Histórico de Puebla, al escudarse en que es un delito de orden federal y que deben ser las fuerzas del Gobierno de la República quienes marquen la estrategia coordinada.

“El narcomenudeo es un delito de orden federal y actuamos de manera coordinada. En el caso de ayer no nos tardamos ayer hubo una actuación eficaz”, sostuvo.

Aunado a lo anterior, presumió como medida de control, que se creó un Comité de Seguridad Ciudadana que se instaló en el Centro Histórico que dijo, trabaja en vigilancia y reportes cuando es necesario.