Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado local del PRI, Francisco Jiménez Huerta, presentó una iniciativa para modificar la Ley de Seguridad y ello eliminar la seguridad privada que tienen los ex gobernadores del estado de Puebla por un periodo de 12 años, lo que representa un gasto al erario de 24 millones de pesos.
Puntualizó que su propuesta aplicaría únicamente para el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien por ley tiene a su disposición una seguridad privada de 24 escoltas y que se distribuyen en tres turnos respectivamente.
Indicó que la ley establece que los ex gobernadores tienen el derecho a seguridad privada por 12 años posteriores al dejar su cargo, lo que representa pagar por año un gasto de 2 millones de pesos.
Consideró que los dos millones de pesos que se gastan para la seguridad privada de los ex mandatarios estatales, podrían utilizarse para otras actividades como el equipamiento de algunas patrullas o la contratación de más uniformados para la capital poblana.
Indicó que apenas cabildeará su propuesta con las otras fuerzas políticas; sin embargo, confió que habrá disposición de las bancadas para tener ahorros importantes en el estado de Puebla, a raíz de la crisis económica por la que atraviesa el país.
“Hace falta más elementos de seguridad en las calles, es por eso que presentamos esta reforma a la Ley de Seguridad Pública, estamos hablando que los sueldos son 10 mil pesos y ello representa 24 millones de pesos por los 12 años que se otorga seguridad a los ex gobernadores”.
Jiménez Huerta, puntualizó que lo anterior significa derogar el Título Décimo de la Ley de Seguridad Pública de Puebla, donde se establece que los ex gobernadores pueden gozar de este beneficio después de su mandato.