* No me detendrán, responde el ex edil de Puebla

La mayoría de los diputados locales dieron su regalo de navidad al ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez y le dejaron caer la guillotina, por supuestas anomalías en la cuenta pública 2013.
Los representantes populares avalaron el Inicio de Procedimientos de Administración de Responsabilidades al ex presidente municipal, equivalentes a cerca de 410 millones de pesos.
El referido ejercicio fiscal se votó con 26 a favor y 9 en contra, estos últimos corresponden a los legisladores del PRI y PRD, respectivamente.
NO ME DOBLEGARÁN, AFIRMA EDUARDO RIVEA PÉREZ
Tras la votación, el ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, declaró que la decisión del Congreso del Estado “no lo doblegará” en su carrera política y ante el buen posicionamiento que tiene en las preferencias electorales.
Calificó como sospechoso que a unas semanas de la visita de Margarita Zavala, el Poder Legislativo haya avalado el Inicio de Procedimiento de Responsabilidades por anomalías en su cuenta pública 2013.
Opinó que hay una persecución en su contra y; pese a ello, se defenderá jurídicamente de este inicio de procedimiento administrativo en su contra, pues aseguró que tiene la cara limpia sobre el manejo de los recursos públicos que ejerció en su gestión como edil.
Dejó entre ver que la comisión Inspectora fue utilizada como garrote político, ya que su cuenta pública 2013 tardó algunos años en aprobarse, cuando el ejercicio fiscal parcial del gobierno estatal se dictaminó en menos de una semana.
Cabe señalar que antes de avalar el inicio de responsabilidades en contra de Rivera Pérez, el diputado local del PAN, Pablo Montiel Solana, pidió retirar de la orden del día la cuenta pública 2013 del ex presidente municipal.
El apunte del legislador panista, es que no hubo la correcta revisión al referido ejercicio fiscal; por lo tanto, se debería enviar a la Auditoría Superior de la Federación (ASE) para un mejor análisis.
EL PROCEDIMIENTO LEGAL
Una vez que el Congreso del Estado de Puebla avaló el Inicio de Procedimiento de Administración de Responsabilidades, Eduardo Rivera Pérez, tiene la facultad de solventar esas anomalías equivalentes a 410 millones de pesos ante la Auditoría Superior del Estado.
En caso de que estas irregularidades no sean solventadas, la Ley de Responsabilidades dé Servidores Públicos, establece las siguientes sanciones: inhabilitación para ocupar un cargo público y multas por el daño patrimonial que se haya cometido en cierta cuenta pública.
Cabe señalar que los sujetos obligados siempre podrán recurrir a otras instancias judiciales para dejar sin efecto lo que establece la ley antes mencionada.