Dulce Gómez

El director de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, informó que la dependencia ha iniciado con labores de limpieza en ríos y barrancas para evitar inundaciones durante la próxima temporada de lluvias.

Y es que, de acuerdo al funcionario de esta ciudad, al menos 2 mil capitalinos habitan en asentamientos irregulares a lo largo de 22 puntos de riesgo en la ciudad, y donde tan sólo 15 casas han sido desalojadas por correr peligro.

En este contexto, señaló que a lo largo de los últimos dos años no ha aumentado el número de asentamientos irregulares, empero la mayoría siguen ocupados convirtiéndolos en puntos de riesgo durante las precipitaciones pluviales.

Asimismo, precisó que la mayoría de estos puntos están en las juntas auxiliares de San Miguel Canoa y de San Sebastian de Aparicio, que concentran más de 700 casas habitación con potenciales daños por su ubicación.

Entre las tareas a realizar, dijo, están los de desviar la acumulación de agua que viene de las juntas auxiliares hacia las cuencas del Atoyac y el Alseseca y evitar las inundaciones.

Aunado a los anteriores, apuntó que los brigadistas de Protección Civil evalúan permanentemente las 43 alarmas hidrológicas en los puntos de medición de riesgo, como son los vasos reguladores de Puente Negro, Revolución Mexicana, Puente de México, Alseseca y Santuario.