Dinorah López de Gali comenzó la entrega de los paquetes escolares a los beneficiarios del programa “Beca un Niño Indígena” y proporcionó diversos apoyos a las familias de la Sierra Norte.

En una gira de trabajo que realizó en el municipio de Cuetzalan, la Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF (SEDIF) señaló que el objetivo de estas acciones es acercar a la población los servicios y los programas enfocados en mejorar sus condiciones de vida.

La titular del organismo manifestó que “Beca un Niño Indígena” alienta a los alumnos a continuar con sus estudios hasta la universidad, gracias a la contribución de ciudadanos que apadrinan esta iniciativa.

Agradeció la aportación que a título personal realizaron: el Secretario de Finanzas y Administración, Enrique Robledo Rubio; su esposa, Silvia Melgarejo de Robledo y el Voluntariado de esta dependencia representado por Edith Zepeda; al Secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco y a la vocal titular del Voluntariado, Denisse Velázquez Maceda; al diputado Carlos Martínez Amador, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado y a Dulce María Martínez Castelán, vocal titular del Voluntariado.

También al Secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Rodrigo Riestra Piña y a María Eugenia Rivera Ruiz, vocal titular del Voluntariado; al Secretario de la Contraloría, Rodolfo Sánchez Corro y a Griselda Fernández Haddad, vocal titular del Voluntariado; al alcalde de Puebla, Luis Banck, y a la Presidenta del Sistema Municipal DIF, Susana Angulo de Banck, así como a los ciudadanos Amado Henaine y Sandra Ramé de Henaine.

La Presidenta del Patronato del SEDIF también otorgó 2 mil 247 despensas a niñas, niños, jóvenes, personas con discapacidad y adultos mayores, además del equipamiento de cuatro desayunadores escolares ubicados en las localidades de Cuyoaco y Zautla.

Asimismo, reequipó la Unidad Básica de Rehabilitación de Zoquiapan y proporcionó 350 anteojos, 33 auxiliares auditivos y 22 aparatos ortopédicos a las personas en situación vulnerable.

Adicionalmente, entregó material al Centro de Capacitación y Desarrollo de Tuzamapan, donde se imparte el taller de estilismo para las personas que desean desempeñar alguna actividad productiva.

En su intervención, el Secretario de Finanzas y Administración, Enrique Robledo Rubio, reconoció el éxito del programa “Beca un Niño Indígena” que en este ciclo escolar tiene como meta apoyar a más de 4 mil 500 niñas, niños y adolescentes mediante la entrega de uniforme diario o deportivo, calzado, útiles escolares y una mochila.

Indicó que esta política pública contribuye con la economía familiar y evita la deserción escolar en los primeros años de estudio.

En la Casa del Niño Indígena “Miguel Hidalgo”, el SEDIF ofreció una Jornada de Salud para los estudiantes y, en colaboración del Instituto Poblano de las Mujeres, se brindó una función de cuenta cuentos, durante la cual se promovieron los derechos de la infancia y se sensibilizó a los espectadores sobre la violencia contra las mujeres y niñas.