Por Jesús Lemus/Puebla

El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Jorge Estefan Chidiac, inició con la operación cicatriz con los principales liderazgos del partido, tras los resultados del pasado 5 de junio cuando no se favoreció al instituto político para ganar la gubernatura del estado de Puebla.
Lo anterior tras el cónclave priista que se realizó a puerta cerrada este fin de semana en la sede principal del PRI estatal, donde diversos militantes participaron en la reunión denominada “Diálogos con cuadros distinguidos”.
En este sentido, Estefan Chidiac -quien además se desempeña como diputado federal- dijo que atrás quedaron las voces, como la del delegado del IMSS, Enrique Doger Guerrero, quien pedía su renuncia al frente del partido, una vez que no se logró ganar la gubernatura del estado de Puebla.
Al realizar un balance de los resultados del 5 de junio, Estefan Chidiac puntualizó que en el PRI hay unidad para empezar a reforzar la estructura política rumbo al 2018.
“Lo que señalo con ustedes es que en el PRI hay unión y no tiene esas divergencias, entonces porque seguir con esas cosas de señalar que adentro del PRI no hay esa unidad. Lo que en su momento opinaron algunos priista, ya quedó subsanado”.
Sin embargo, llamó la atención que a este cónclave de priistas no llegó la ex candidata del PRI-PVEM-PES al gobierno del estado de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz.
En este sentido, Estefan Chidiac puntualizó que decidió no convocar a la ex candidata, para evitar “señalamientos negativos” que pudieran afectar la reunión entre algunos liderazgos del Revolucionario Institucional.
HAY QUE REFORZAR AL PRI RUMBO AL 2018
Por su parte, el delegado del IMSS, Enrique Doger Guerrero, señaló que no es una decisión simple el quitar o poner a un presidente estatal del PRI, después de que haya perdido alguna elección para renovar cargos de elección popular.
Reiteró su declaración de hace unas semanas, en el sentido de que si Manlio Fabio Beltrones dejó la presidencia del PRI nacional, lo mismo debería de pasar en las demarcaciones donde no se ganó el pasado 5 de junio.
Sin embargo, puntualizo que la elección de 2018 está a menos de año y medio; por lo tanto, se debe fortalecer la dirigencia estatal para garantizar una buena selección de candidatos para los diversos cargos de elección popular que se renovarán en ese año.