EL ayuntamiento de Puebla comenzó el operativo “Semana Santa Segura 2015”, en donde estarán participando más de mil 500 elementos de la policía y tránsito municipal con la finalidad de garantizar la seguridad de los ciudadanos ante todas las actividades religiosas que se presentarán en la capital, así como el inicio de este periodo vacacional.
El presidente municipal, Antonio Gali Fayad, señaló que los tres órdenes de gobierno reforzarán la seguridad en el centro histórico de la ciudad, la CAPU, la zona del Calvario y la junta auxiliar de Ignacio Romero Vargas donde se realiza la representación del Vía Crucis, serán las prioridades para los elementos.
No obstante, el operativo de vigilancia se extenderá hasta el 10 de Mayo, a fin de garantizar la seguridad también dentro de las actividades del 5 de Mayo y de la feria de Puebla.
“En el operativo participarán la Dirección de Normatividad, Secretaria de Gobernación, Protección Civil y la Secretaría de Seguridad Pública. La vigilancia se extenderá hasta el 10 de Mayo, a fin de garantizar la seguridad también dentro de las actividades del 5 de mayo y la feria de Puebla”, dijo.
Por lo anterior, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal estarán laborando sin descanso, para que la Semana Santa y los festejos de la batalla de Puebla transcurran en orden y con saldo blanco.
Indicó que el despliegue de los elementos garantizará que los ciudadanos acudan a todas las actividades religiosas de Semana Santa estén tranquilos de que se responderá a cualquier emergencia.
Cabe destacar que para la Procesión de Viernes Santo se contará con un operativo especial para salvaguardar la integridad física y patrimonial de quienes asistan al Centro Histórico, el cual contará con cierres al flujo vehicular, por lo que la recomendación es evitar la zona si no se participará de las actividades religiosas.
Para reportar cualquier situación anómala o sospechosa se encuentra disponible el número telefónico de emergencias 066, recordando que es mejor la prevención a esperar a que sucedan actividades ilícitas para informar a la autoridad.