• Son investigados por la Contraloría municipal, los acusan de actos de corrupción en contubernio con El Matataxistas.
• Horas después El Matataxistas y seis reclusos de alta peligrosidad, que son los que dirigían el penal fueron trasladados a otras cárceles.

Odilón Larios Nava.- Dos custodios, mandos medios, del Centro de Reinserción Social (CERESO) de San Pedro Cholula, se encuentran inhabilitados por tres días y sujetos a investigación por parte de la Contraloría de dicho ayuntamiento, por los señalamientos de corrupción en su contra por parte de sus subalternos. Los custodios bajo las órdenes de estos mandos, indicaron que están coludidos con internos para realizar actos prohibidos en el reglamento a cambio de dinero sin importarles vulnerar la seguridad del penal.
Lo anterior se dio como resultado de una manifestación de los custodios la mañana de este lunes. Otra de las consecuencias de esta manifestación fue el traslado de Marco del Callejo Pérez Salazar, más conocido como El Matataxitas y seis reclusos más de alta peligrosidad a otros penales, para de esta manera desarticular la red de corrupción que fue denunciada por los custodios, la cual estaba encabezada por el multicitado “Matataxistas”.
La manifestación respaldada por la totalidad de los custodios, fue realizada sin descuidar la seguridad del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Cholula se manifestaron en la entrada para impedir el acceso de Fernando Roque Ñonte, Jefe de Seguridad del penal y de Cuauhtémoc Chávez, Coordinador Operativo.
Estos dos mandos son señalados de abuso de autoridad y de ser los encargados de permitir el acceso de objetos prohibidos al penal y de cobrar por canonjías a los reclusos. Son señalados por sus subalternos de estar al servicio del Matataxitas, con quien operan la red de corrupción dentro del penal.
Según declaraciones de los custodios, los dos mandos cobran entre 800 y mil pesos por permitir visitas conyugales en horas y días no autorizados, en ese negocio como en otros más son socios de El Matataxistas.
Además de que le permiten operar con todo tipo de negocios dentro del reclusorio a Marco del Callejo, quien protegido por los dos jefes de custodios se daba el lujo de encarar y ofender a los custodios de rango más bajo.
Hartos de esta situación, los custodios se armaron de valor y decidieron denunciar la situación. El reclamo fue atendido directamente por el edil José Juan Espinoza, quien se comprometió a investigar estos hechos y actuar conforme a derecho.
Es por ello que Fernando Roque Ñonte y de Cuauhtémoc Chávez, y cuatro funcionarios más, fueron inhabilitados por tres días. Luego de lo cual Contraloría procederá con una sanción administrativa o en su caso remitirá el caso a las autoridades ministeriales, esto último en caso de que se encuentren actos delictivos por los cuales proceder en su contra.
En respuesta a estos hechos la Secretaría de Seguridad Pública del Estado por medio de la Dirección General de Centros trasladó a Marco del Callejo Pérez Salazar y a seis reclusos más a otros penales, para acabar con los vicios que se dan dentro del CERESO de Cholula.
Por otra parte el alcalde José Juan Espinoza, hizo un llamado a las autoridades del estado para que atiendan su demanda de retirar el penal del lugar donde se encuentra.
Cabe señalar que El Matataxistas ya había sido trasladado en una ocasión anterior al penal de Tepexi, pero sus abogados obtuvieron un amparo por medio del cual regresó al penal de Cholula donde volvió a causar problemas, por lo que nuevamente fue retirado de esta cárcel para ir a una de mayor seguridad.