Por Jesús Lemus/Puebla

Es ingenuo pensar que los resultados favorables en Puebla, son la garantía para obtener el triunfo electoral en la renovación del gobierno estatal en 2016, opinó el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, César Camacho Quirós.
Así lo declaró en su visita por Puebla, como parte de las giras de agradecimiento que hace por todo el país después de los resultados favorables que obtuvo el instituto tricolor para obtener la mayoría de diputados federales en San Lázaro.
En este sentido, el líder político convocó a la militancia no “echar campanas al vuelo” y mejor concentrarse en “amacizar” la estructura que tiene el priismo poblano para ganar la gubernatura en 2016.
“Suponer que por ganar la elección de 2015, automáticamente ganaremos algo más, sería ingenuo, el PRI sabe que debe mantener un clima de unidad, que tiene que amacizar a su estructura, que tiene que lograr vinculación mucho más eficiente con la sociedad, además de tener presentes que ningún triunfo, ni mucho menos, una derrota duran toda la vida”.
Sobre las aspiraciones que tienen algunos priistas como Blanca Alcalá Ruiz, Enrique Doger Guerrero, Alberto Jiménez Merino y Juan Manuel Vega Rayet, quienes piensan en la mini gubernatura de 2016, Camacho Quirós sólo mencionó que “por madrugar no amanece más temprano”.
Destacó que en las pasadas elecciones federales para renovar diputados federales, el PRI ganó la mayoría de diputaciones federales en los estados de Oaxaca Sinaloa y Puebla, donde hay gobiernos de coalición, pero sobre todo, donde hay partidos que se mezclaron como el “aceite y el agua”, en referencia al PAN y PRD.
Indicó que si bien la coalición hecha por estas fuerzas políticas en los estados donde el PRI no gobierna resultó favorable hace 5 años, estos mismos institutos políticos no deberían confiarse para el 2016, cuando se renovarán las gubernaturas correspondientes.