Odilón Larios Nava.-

Un infarto terminó con la vida de un hombre de 74 años de edad que se desempeñaba como vigilante en una bodega rentada por el ISSSTE en el municipio de San Pedro Cholula.
El lamentable hallazgo lo hicieron trabajadores y compañeros durante la mañana de este miércoles, quienes de acuerdo con sus declaraciones lo identificaron como Faustino Cervantes Mendoza.
Trascendió de manera extraoficial que desde hace poco más de un mes el ISSSTE rentó una bodega dentro del inmueble ubicado en avenida Cholula, a un costado del rastro municipal de San Pedro Cholula, donde el hombre se desempeñaba como vigilante.
Se presume que a causa de su avanzada edad, Faustino sufrió un infarto durante la madrugada y al encontrarse sólo, nadie pudo ayudarlo. Cuando llegaron sus compañeros por la mañana, se percataron de que yacía tendido en el suelo, sin presentar movimiento alguno.
Al acercarse y revisar al septuagenario se dieron cuenta que ya no tenía signos vitales por lo que de inmediato dieron parte a los números de emergencias. Minutos después llegaron hasta el sitio paramédicos de San Pedro Cholula, quienes al revisar al ancianito corroboraron que ya había muerto.
Poco después acudieron elementos de la policía municipal de San Pedro Cholula, quienes resguardaron el cadáver hasta que se presentó el fiscal de ese distrito judicial, quien llevó a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver.
Personal de la policía ministerial y el Agente del Ministerio Público de esa demarcación corroboraron que el cuerpo del hombre de la tercera edad no presentaba huellas de violencia, por lo que sólo se inició una constancia de hechos.
Cabe señalar que los jefes directos del hoy occiso informaron a las autoridades que se encargarán de los gastos funerarios.