Odilón Larios Nava.-

Mientras conducía una bicicleta, un ancianito de 73 años de edad, fue sorprendido por un infarto fulminante que acabó con su vida casi al instante. Se comenzó a sentir mal, se tocaba el pecho, y posteriormente cayó fulminado.
El finado fue identificado como Ramón Solís Romero, de 73 años de edad, quien este domingo al mediodía conducía su bicicleta en la 5 Oriente cuando al llegar a la 4 Sur comenzó a sentirse mal, por lo que detuvo la marcha de la bici, y él descendió.
Los vecinos del lugar pidieron apoyo a los números de emergencias, acudiendo al lugar paramédicos del Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), quienes al revisarlo constataron que ya no presentaba signos vitales.
Personal de la Secretaría de Seguridad Pública de San Andrés Cholula acudió para resguardar el lugar hasta el arribo de las autoridades ministeriales.
Tiempo después los familiares del occiso fueron informados de lo ocurrido, llegando su esposa e hijo, quienes informaron que el hombre se encontraba enfermo y que contaban con un médico que expediría el acta de defunción.
Cuando llegó el Agente del Ministerio Público de San Pedro Cholula, inició la constancia de hechos 158/2014, pero se dijo que al contar con un certificado médico, la necropsia le sería condonada.