Por Jesús Lemus/Puebla

El secretario de Finanzas del PRI, José Antonio López Malo Capellini, señaló que se vieron afectados en la distribución de prerrogativas para campaña y en favor de los candidatos, luego de no concretar una alianza con el PVEM y Nueva Alianza.

Manifestó que la autoridades electoral en Puebla, generó una distribución de recursos inequitativa, lo cual fue impugnado ante los tribunales local y federal, pero el PRI no logró una victoria en este particular y por eso, operan la campaña con los recursos que tienen para ganar las elecciones de julio.

Dijo que el 70 por ciento de las prerrogativas de campaña, se destinaron para el candidato del PRI a la gubernatura de Puebla y el resto, se distribuyó entre los abanderados al senado, diputados federales, legislaturas locales y presidencias municipales.

“La Ley establece topes de campaña y lo que recibimos son prerrogativas que distribuimos entre todos los candidatos. En el caso del PRI nos correspondieron 27 millones de pesos en números cerrados”.

Confirmó que en algunos casos, abanderados a un cargo público únicamente recibieron 48 mil pesos de campaña, demostrando que existe inequidad en la distribución de recursos.

Insistió que el PAN y sus aliados tienen prerrogativas suficientes porque concretaron una coalición, mientras que en el PRI participó solo en estas elecciones.