Después que el Instituto Nacional Electoral (INE), ordenara suspender promociones personales y que en entrevistas no se difundan acciones de gobierno ni se hable de las aspiraciones a la presidencia de la república, el gobernador Rafael Moreno Valle, emitió ayer un mensaje que fue difundido en redes sociales y mediante el cual responde al órgano comicial del país se la siguiente manera:

El jueves 1º de diciembre, el Instituto Nacional Electoral, determinó, prohibirme hablar, sobre mis cualidades personales y logros de gobierno. Además, instruyó, a un medio privado de comunicación, retirar de su sitio de internet, una entrevista, realizada el pasado 22 de noviembre. En este sentido, la autoridad electoral, considera, tener facultades, para ignorar tratados internacionales, de la más alta jerarquía, que garantizan, las libertades políticas y de expresión a todos los mexicanos.

La declaración sobre mi aspiración presidencial, apegada a derecho y respetuosa de mi investidura, como Gobernador de Puebla, fue dada, en el marco de la libertad de expresión, que tienen los medios de comunicación, para entrevistar a cualquier ciudadano, sobre temas de interés nacional.

Adicionalmente, en un país con graves retos como los que enfrenta México, las autoridades electas, debemos informar a la sociedad, sobre los resultados de nuestras gestiones.

Siempre, he sido respetuoso de las instituciones. En este contexto, hemos atendido, en tiempo y forma, todos los requerimientos, emitidos en fechas recientes, por parte del Instituto, dando respuesta oportuna, a pesar, de que los señalamientos, han atacado, la lógica, que defiende los derechos políticos más elementales.

En contraposición, el INE, parece haber incrementado sus señalamientos, a un ritmo inusual, cuestionando cualquier actividad, incluyendo aquéllas, que son propias de mi función pública. Llegando al extremo, de impedir, que hable de mi gestión, como gobernador Puebla, violando mis derechos fundamentales, así como la libertad de los periodistas, para ejercer su profesión y el derecho de los ciudadanos, a la rendición de cuentas.

La libertad de expresión, es esencial y constituye un pilar fundamental, para la construcción de una sociedad democrática, como lo establece, el Consejo de Derechos Humanos de la Naciones Unidas.

En este contexto, me reservo mis derechos, para ejercerlos, en la vía y la forma que corresponda.