Es indispensable garantizar el acceso a la justicia de quienes han sido víctimas de la violencia de género, porque como país hay una deuda pendiente con las mujeres que tenemos que saldar, señaló hoy el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

La violencia contra las mujeres representa un problema que exige una respuesta de la sociedad y una acción contundente y comprometida de las instituciones como es el que no se utilice la mediación para casos de violencia de género, aseguró el encargado de la política interior del país.

Al inaugurar la XXXV Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia 2016, con la representación del presidente Enrique Peña Nieto, el Secretario Osorio Chong indicó que el Gobierno de la República está comprometido en prevenir, sancionar y erradicar este flagelo.

El Secretario de Gobernación fue enfático al insistir que cuando una autoridad provoca mediación y un acuerdo, lo único que está provocando es que una víctima de violencia regrese lastimada, que sería lo menos, regrese como parte de una estadística de feminicidio.

Por eso, afirmó que no hay que generar mediación, sino que “se haga justicia y que se dé a quien ha afectado a las mujeres, ha lastimado, el castigo que merece. Eso tenemos que pensar las y los mexicanos”, resaltó

Puntualizó que las procuradurías y fiscalías pueden también dar pasos concretos como investigar como feminicidio cualquier muerte de mujeres que no sea accidental; que las medidas de protección a mujeres víctimas de violencia surtan efecto sin necesidad de que levante una denuncia; que los Centros de Justicia para Mujeres cuenten con el presupuesto necesario; que se consideren los delitos contra las mujeres como de alto impacto y no como asuntos privados; que todas las procuradurías y fiscalías atiendan las alertas de violencia de género de manera prioritaria, y se debe garantizar que ninguna mujer tenga miedo de acercarse a las instituciones para denunciar.

En el Centro de Convenciones de esta ciudad, apuntó el titular de esta dependencia que para ser plena, la justicia tiene que estar al alcance de todas y todos, porque se debe hacer realidad el derecho de acceder a la justicia en igualdad.

A las y a los procuradores y fiscales de toda la República, indicó que el respeto a la ley y a la dignidad de las personas son pilares para mantener la concordia, la tranquilidad y la convivencia social, y, la vez, son obligaciones que la autoridad debe asumir a cabalidad.

“Ustedes son la primera puerta para que víctimas y ofendidos reciban un trato digno y sin discriminación” y en ellos está la responsabilidad de garantizar investigaciones sólidas, con sustento científico y apego al debido proceso, manifestó el Secretario de Gobernación.