Dulce Gómez

El regidor panista, Oswaldo Jiménez López, calificó que reducirse el sueldo sería “restar la dignidad a la función pública” e invitó a “buscar otras formas” de austeridad.
En entrevista, el integrante del Cuerpo Edilicio expresó que no comparte la decisión del presidente municipal, Luis Banck Serrato, quien en días pasados informó que se reducirá el sueldo en un 10 por ciento, es decir sus ganancias mensuales pasarán de 91 mil 297.94 pesos a 82 mil 169.14.
“Me parece que en lo personal, que la medida de reducción de sueldos en cierta forma, como que le resta dignidad a la función pública”, comentó al tiempo de dejar en claro que es una opinión personal y no una crítica.
Insistió que existen otras formas de ahorro, ante el “gasolinazo” que entró en vigor el 1 de febrero y que llevó al Ayuntamiento de Puebla a aplicar una serie de medidas de ahorro.
Incluso, apuntó que es responsabilidad de los regidores buscar los mecanismos para generar ahorros a la administración local, pero uno de ellos, no sería el de la reducción salarial a su percepción neta mensual de 68 mil 694.40 pesos.
A la par, admitió que recibe vales de gasolina mensualmente con un valor de 2 mil 500 pesos, y dijo que devolverá el teléfono celular que le fue asignado durante el inicio del Gobierno Municipal, y es que afirmó que no lo usa.
“En mi caso personal, estoy por devolver el celular que tengo asignado, porque desde el inicio de la administración, uso mi celular, y tengo con mi número 10 años y voy a devolverlo”, concluyó.
Por su parte, la regidora por el PANAL, Silvia Argüello de Julián, opinó que los integrantes del Cuerpo Edilicio evalúan la posibilidad de reducirse el sueldo, tal y como lo hizo Banck Serrato, empero sigue en análisis.
“Sí lo hemos platicado, sostuvimos una reunión con el edil y se vertieron comentarios de mis compañeros y se instruyó a la comisión de hacienda para que se analicen no sólo el tema de salarios sino cómo gastar de manera inteligente”, enfatizó.