Dulce Gómez

La bodega de cartón y desechos industriales que se incendió el pasado 18 de marzo en la junta auxiliar de San Jerónimo Caleras, no volverá a operar, además los representantes de este espacio deben indemnizar a 10 familias cuyos hogares tuvieron daños menores.

Así lo informó el director de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, quien explicó que el expediente de investigación sigue abierto.
El funcionario municipal también reportó que los dueños de la bodega recibirán una sanción, empero aclaró que la misma será emitida una vez que concluyan los peritajes.

En este contexto, el director precisó que las afectaciones son menores, pues sólo se dañaron tinacos, cableado, bardas y otros elementos que no ponen en riesgo a los habitantes de estas viviendas.

De tal modo, Ariza Salvatori apuntó que hasta este día no se han encontrado daños estructurales, además de que las causas del siniestro se desconocen.

“Las causas no se saben, estamos en contacto con los dueños, ya entregaron documentación que se les había requerido y nosotros nos estamos encargando de que los daños sean resarcidos a los vecinos de esta zona”, finalizó.

A su vez, advirtió que en caso de que los representantes de la bodega se nieguen a indemnizar a los afectados, el Ayuntamiento de Puebla apoyará a los vecinos, a fin de que hagan sus denuncias.

“También estamos apoyando a los vecinos para que hagan sus denuncias en dado caso de que los dueños no accedan a pagar los daños”, finalizó.