Dulce Gómez

El retiro de ambulantes de las calles del primer cuadro de la ciudad es uno de los pendientes del Ayuntamiento de Puebla, acusó el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, quien denunció que a la fecha hay más de 1 mil 500 informales, especialmente en calles como la 6, 8 y 10 Poniente.

Al respecto, el empresario señaló que el Gobierno Municipal, a cargo de Luis Banck Serrato, no quiso, no pudo y no encontró una alternativa para el reordenamiento de los comerciantes.

En este tenor, puntualizó que el Corredor Comercial Temporal de la 12 Oriente- Poniente –puesto en marcha en junio pasado-, no llega ni al 15 por ciento de los 303 espacios disponibles para 909 vendedores.

“Nosotros en su momento mencionamos que un Corredor Comercial no era la solución al ambulantaje. La presencia de informales es uno de los pendientes que esta administración ha dejado”, acotó Ayala Vázquez.

Actualmente, los comerciantes “torean” a la autoridad municipal, especialmente a los trabajadores de la Secretaría de Gobernación (Segom), y continúan estableciéndose en espacios no avalados, a pesar de generar pérdidas económicas para los locatarios