Con motivo de las fiestas patrias, socios de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de Puebla (CANACOPE), esperan que sus ventas incrementen hasta 35%, por tratarse de una de las mejores temporadas del año, solo después de las fiestas decembrinas y el 10 de mayo.

La derrama económica prevista para el festejo será de $380 millones de pesos para la Entidad y 110 millones de pesos para la capital poblana.

Serán un total de dos mil 500 comercios afiliados a CANACOPE los beneficiados en ventas por estas fechas, en giros como comercialización de alimentos y bebidas preparados (bares, antojitos, taquerías, restaurantes y cocinas) tortillerías, carnicerías, pollerías, depósitos de cervezas y refrescos, vinaterías, papelerías, venta de disfraces y accesorios, así como dulces típicos.

El gasto promedio por poblano, entre 18 y 40 años económicamente activo, será de 600 pesos. El presupuesto destinado será para la compra de botanas y consumo de alimentos, compra de alimentos para preparar y bebidas alcohólicas.

Al menos cinco de cada 10 poblanos celebrarán la Independencia de México con una reunión o fiesta en casa, dos de cada 10 acudirán a una plaza o lugar público, en tanto que uno de cada 10 saldrá a algún restaurante o bar.

Entre otras opciones figuran la colocación de adornos o trajes típicos alusivos a la fecha, visita a familiares de otros estados y asistencia a desfiles.

La Cámara de Comercio en Pequeño de Puebla hace un llamado a sus agremiados para evitar la venta de pirotecnia, por ser un artículo que contamina y pone en riesgo la integridad de las personas.

Además, exhorta a las autoridades municipales para evitar la presencia de vendedores ambulantes en las calles, ya que se traduce en afectaciones económicas para el comercio formalmente establecido.