Para mantener a Puebla como uno de los Estados seguros del país es importante incrementar la presencia de policías federales y de elementos del Ejército, aseveró el gobernador Rafael Moreno Valle tras reunión con los integrantes del Grupo de Coordinación de Seguridad, para revisar las estrategias que se aplican de manera permanente en Puebla a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y turistas.
Entrevistado luego de los hechos en donde un elemento de la policía federal perdiera la vida, el mandatario opinó que es importante que los vehículos de esta corporación policiaca lleven a dos elementos y no uno, como fue el caso. Empero ofreció todo el apoyo del gobierno del estado para investigar y dar con el paradero del o los responsable del artero crimen.
Se refirió al robo de combustible y en este sentido dijo que se debe hacer una revisión a la Ley Federal en materia de abandono que permita la venta de los autos decomisados para que el dinero que se obtenga sea destinado al reforzamiento de la seguridad.
Explicó que los corralones están llenos de vehículos que se retiran con combustible robado, en algunos casos las unidades son abandonadas cuando los delincuentes logran darse a la fuga. Sin embargo el proceso para poder vender esos vehículos es muy largo: “por eso creo que vale la pena y en lo personal ya hable con el director de Pemex”, dijo.
Destacó que se buscarán esquemas para reforzar la seguridad ante los últimos meses del año, y refirió que ha insistido en la presencia de elementos del Ejército aun cuando los honorarios deban ser cubiertos por el gobierno del estado.
Refirió que como parte de la sesión de trabajo, evaluaron los índices delictivos en el estado, además de los avances en materia de infraestructura de seguridad que realizan por parte de la administración estatal y del Ejército Mexicano en distintos municipios.
Destacó que se abordó el tema de Ajalpan y reiteró que la intervención de la fuerza pública federal y estatal se debió a la incapacidad de las autoridades municipales en materia de seguridad.
Moreno Valle aseveró que solo en casos extremos, el gobierno del Estado volvería a asumir el control de la Seguridad en algún municipio, pero solo de ser necesario cuando las autoridades de algunos ayuntamiento se vean rebasadas y sea absolutamente incontrovertible, porque loe ediles podría interponer controversia constitucional.
“Lo que estoy buscando es evitar politizar la seguridad, por eso este tipo de medidas son extraordinarias y solamente el caso de Ajalpan”, abundó.
En la reunión estuvieron presentes el comandante de la 25 Zona Militar, Marco Antonio Guerrero; el coordinador estatal de la Policía Federal, Adalberto Barrales; los delegados del Instituto Nacional de Migración, Carla Morales, y de la Procuraduría General de la República, Efraín Gastelum.