Marco Fierro

 

La junta auxiliar de la Resurrección no sólo carece de patrullas y elementos de seguridad, también registra un incremento en los delitos como robo a transeúnte, robo a negocio y robo a casa-habitación, aunque este último en menor proporción.

 

El titular de la dependencia, Abraham Alejandro Pérez Pérez, admitió que la seguridad es la principal problemática en la demarcación, pues solo tiene un policía para más de 30 mil personas que viven allí, por lo que resaltó la importancia de redoblar esfuerzos con el incremento de una patrulla y la asignación de más unidades.

 

“La problemática es la seguridad, no tenemos policías al mando, no tenemos cámaras de seguridad, tenemos nuestra propia policía comunitaria, pero no es suficiente porque ellos no tienen facultades, por eso si nos hace falta una patrulla y elementos disponibles para las autoridades auxiliares”, dijo.

 

El edil auxiliar dio a conocer que en lo que va de la administración, los guardias ciudadanas han detenido a 10 delincuentes, quienes después de su aseguramiento se ponen a disposición de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM) o de la Secretaria de seguridad del Estado.

 

“En lo que va de mi administración, las guardias ciudadana han detenido alrededor de 10 delincuentes, que son entregados a los elementos de la policía estatal o municipal”, dijo.

 

Cabe destacar que al igual que juntas auxiliares como San Miguel Canoa y San Baltazar Campeche, la Resurrección son las demarcaciones donde se ha incrementado la inseguridad y donde los delitos van a la alza.