Se incrementó el porcentaje de las personas sub ocupadas durante el mes de febrero en comparación con el año anterior, pues durante el 2011 el 8.1 por ciento de la población económicamente activa dijo necesitar un empleo más y para el mismo mes pero del 2012 pasó a ser el 8.5 por ciento quien necesitará otro trabajo para obtener más recursos económicos, así lo dio conocer el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
El instituto señaló que el porcentaje de subocupación es más alto en los hombres que en las mujeres, correspondiendo a esta categoría el 9.5 por ciento de la población ocupada masculina frente al 6.8 por ciento de la femenina, en febrero de este año.
Cabe mencionar que en su comparación mensual, este indicador disminuyó ( ) 0.35 puntos porcentuales en febrero pasado respecto al mes inmediato anterior, es decir, enero.
En este sentido el INEGI señaló que el 58.4 por ciento de la población de 14 años y más es económicamente activa, es decir, está ocupada o busca estarlo, mientras que el 41.6 por ciento se dedica al hogar, estudia, está jubilado o pensionado, tiene impedimentos personales o lleva a cabo otras actividades.
Del total de los trabajadores el 67 por ciento opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, el 4.3 por ciento son patrones o empleadores, el 22.9 por ciento trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados, y el 5.8 por ciento se desempeña en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.
Durante el segundo mes del año la población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera, en los servicios se concentró 42.3 por ciento del total, en el comercio 19.8 por ciento, en la industria manufacturera 15.7 por ciento, en las actividades agropecuarias 13.2 por ciento, en la construcción 7.5 por ciento, en “otras actividades económicas” (que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas) 0.7 por ciento y el restante 0.8 por ciento no especificó su actividad, de acuerdo a las cifras del INEGI.