Un supuesto incendio de toma clandestina provocó la movilización de los cuerpos de emergencias, entre ellos bomberos de Cuautlancingo y del estado. La supuesta deflagración ocurrió en campos de cultivo de San Jacinto.
Cuando los vulcanos llegaron al lugar descartaron que se tratara de alguna toma clandestina. Y lo que encontraron solo fue unas cuantas llantas quemándose. Por lo que procedieron a apagar las llamas y se retiraron.