Con una inversión de 24 millones de pesos, el Rector Alfonso Esparza Ortiz inauguró obras de la Escuela de Artes entre las que destacan el edificio del Colegio de Danza, estacionamiento y una planta de tratamiento de aguas residuales.
En el conjunto arquitectónico que integra a los colegios de Etnocoreología y Música habrá de beneficiar 750 estudiantes, al dotarlos de espacios adecuados para su formación artística y desarrollo de proyectos interdisciplinarios, con visión de responsabilidad social.
Los tres edificios que integran el conjunto arquitectónico, que corresponden a los colegios de Danza, Etnocoreología y Música de la Escuela de Artes de la BUAP, están ubicados sobre Cúmulo de Virgo, en medio de un entorno verde. A un costado corre el Río Atoyac y con la vista del Complejo Cultural Universitario y sus blancos edificios de arquitectura minimalista.
La planta de tratamiento de aguas residuales tiene una capacidad de 15 litros por segundo y representa una contribución de la BUAP al cuidado del medio ambiente toda vez que las descargas al afluente van limpias de coliformes fecales y otros contaminantes para el entorno, dicha planta se ubicada a un costado del Río Atoyac, sobre Cúmulo de Virgo.
Al inaugurar dichas obras, el Maestro Alfonso Esparza Ortiz recordó que son resultado de los compromisos de “Diálogos con el Rector”, con respuestas oportunas a las demandas y necesidades de la comunidad universitaria.
En la entrega el rector señaló : “Contar con instalaciones duraderas y adecuadas fue uno de los reclamos de esta comunidad; así como el estacionamiento que hoy entrego con 180 cajones. En cuanto a la planta de tratamiento de aguas residuales, existía en este sitio pero no funcionaba y sí contaminaba, por eso se rediseñó, hoy funciona y tiene todos los controles necesarios para contribuir al cuidado del medio ambiente”, comentó.
Ante directivos, estudiantes, académicos y administrativos, congregados en la explanada del sitio, en medio de una mañana nublada, el Rector inauguró las citadas obras y adelantó próximos beneficios: la construcción de un paso peatonal, para atravesar la vialidad de forma segura, así como una “isla” que obligue a los conductores a disminuir la velocidad de sus automóviles.
Recordó, además, la apertura de una cafetería, otra demanda de esa comunidad universitaria, misma que se someterá a concurso para su concesión a un particular.

Colegio de Danza
El nuevo inmueble cuenta con dos cuerpos principales: el primero de éstos, con una superficie de mil 633.4 metros cuadrados, destinado a talleres; y el otro de dos niveles, donde se ubican el área administrativa, salones de clases, gimnasio, consultorios de fisioterapia, vestidores y sala de cómputo, entre otros.
Así, el Colegio de Danza, cuya matrícula es de 180 alumnos de licenciatura, cuenta hoy con un nuevo edificio dotado de espacios adecuados y funcionales, que reúnen todas las especificaciones técnicas para desarrollar la práctica artística en un entorno de seguridad para los estudiantes.
Colegio de Etnocoreología
Etnocoreología fue el primero de los tres colegios en ubicarse en la actual dirección de Cúmulo de Virgo, en 2010. Los cien estudiantes que hoy conforman su matrícula -enfocados al estudio de las danzas, su referente cultural, musical e histórico, origen y desarrollo- disponen de espacios adecuados, entre éstos cuatro salones de danza y dos para actividades teórico-prácticas. Además, de aulas de cómputo y usos múltiples.
“Somos afortunados porque el Rector Alfonso Esparza está cumpliendo su palabra de impulsar las actividades artísticas en la BUAP. Nosotros teníamos carencias y hoy disfrutamos de espacios funcionales y servicios completos.
Colegio de Música
El nuevo edificio de tres niveles está conformado por 39 cubículos para el estudio de la música, especializados en cada tipo de instrumento. Se trata de espacios diseñados para tal propósito, con paredes que cuentan con las instalaciones que evitan la propagación del sonido.
Disponen también de aulas para la impartición de clases teóricas, dotadas de proyectores, pantallas de TV y pizarrones, y una planta –el primer nivel- destinada a las tares administrativas y cubículos para sus directivos y docentes.