Por Dulce Gómez

La candidata a la guberntura por la coalición “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso Hidalgo, calificó como inadmisible la campaña negra de la que fue objeto el 5 de mayo, previo al desfile cívico-militar, y presuntamente a manos de Fernando Manzanilla Prieto, candidato de Morena a diputado federal por el Distrito VII.

En este tenor, posterior a plantear sus propuestas de campaña a habitantes del municipio de Acatzingo, Alonso Hidalgo se deslindó del parentesco que tiene con Fernando Manzanilla Prieto. Además, abundó que la denuncia que presentó el PAN ante el OPLE en contra de Morena por violencia política de género también contempla a Manzanilla Prieto.

“Ya hay una denuncia por violencia política de género en contra de Fernando Manzanilla por parte de los abogados del PAN, lo que hizo es inadmisible”, dijo.
Asimismo, opinó que no se puede denostar así a una persona, y reiteró que la gente está cansada de la política y los políticos.
“Creo que no se han dado cuenta del cansancio que tiene la gente en relación a la política y a los políticos”, agregó.
En otro tema, rechazó que el PAN y el PRI se hayan aliado para dañar la imagen del candidato a la guberntura por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Luis Miguel Barbosa Huerta.
De la misma forma pidió que el morenista aclare su 3 de 3.