Eduardo Sánchez Hernández, Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, informó hoy que el pasado 6 de abril el Ejecutivo Federal envió al Congreso de la Unión, una Iniciativa de Reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología que busca fortalecer el marco institucional para el desarrollo científico y tecnológico en México.

En conferencia de prensa conjunta con Enrique Cabrero Mendoza, Director General del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), y Elías Micha Zaga, Coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia de la República, destacó que de aprobarse la nueva Ley, México contará con un instrumento por encima de los vaivenes sexenales, para que la ciencia y la tecnología se conviertan en política de Estado, acorde con el siglo XXI.

Detalló que la Iniciativa de Reforma contempla objetivos de largo plazo, así como la creación de un programa especial de cinco años en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación que se articulará con el próximo Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Eduardo Sánchez puntualizó que “la nueva Ley de Ciencia y Tecnología propone también reforzar el papel del CONACYT como organismo coordinador de las políticas públicas del Gobierno de la República en materia de ciencia, promoviendo la colaboración entre los estados de la federación”.

Añadió que con el fortalecimiento del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, los tres Poderes de la Unión, los poderes de las entidades federativas, “así como el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, contarán con un respaldo científico permanente del más alto nivel”.

Señaló que “la propuesta contempla también la creación del Consejo de Asesores Científicos y Tecnológicos de la Presidencia de la República a nivel de Ley”, el cual estaría integrado por 20 científicos y tecnólogos que asesorarán al Ejecutivo Federal para el diseño de políticas públicas adecuadas en esta materia.

El Vocero del Gobierno de la República indicó que en lo que se refiere al financiamiento, la Iniciativa de Reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología “propone consolidar una estrategia para garantizar fondos para la investigación científica, el desarrollo tecnológico, la formación de recursos humanos, la divulgación de la ciencia y el estímulo de investigadores en todo el país”.

Asimismo, “busca fortalecer el llamado modelo de la triple hélice para impulsar el desarrollo científico y económico mediante la cooperación entre la academia, las empresas y los gobiernos”; y “propone el fortalecimiento de los Centros Públicos de Investigación, permitiendo una mayor integración y colaboración entre las instituciones”.