Como una muestra más del compromiso de la administración central de la BUAP con los trabajadores universitarios, el Rector Alfonso Esparza Ortiz entregó 25 certificados de secundaria y 22 promociones de plazas a personal no académico. De esta manera, afirmó, “se asegura que dispongan de condiciones laborales propicias para cumplir sus tareas con profesionalismo, capacitación y actualización”.
Durante la ceremonia que tuvo lugar en el Centro de Convenciones del Complejo Cultural Universitario, Esparza Ortiz sostuvo que las promociones de plaza responden a una política institucional, cuyo fin es dar certeza laboral a través de procesos transparentes realizados cada año.
En dos años consecutivos, se han otorgado 199 promociones a trabajadores no académicos, un ejercicio que significa retribuir el esfuerzo y compromiso de este personal con la Máxima Casa de Estudios en Puebla.
Por otra parte, la entrega de certificados de secundaria permite a los trabajadores superarse personal y profesionalmente. En este sentido, la Institución realizará las gestiones pertinentes para continuar apoyando su formación académica hasta el nivel superior, si así lo desean, precisó el Rector de la BUAP.
María del Carmen Vera Delgado, directora de Recursos Humanos de la BUAP, expuso que los recursos humanos son un eje sustantivo del Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017. Por ello, en 2014, en conjunto con Sindicato Independiente de Trabajadores No Académicos de la BUAP, se actualizó el Reglamento de Admisión, Permanencia y Promoción del Personal no Académico.
Por segundo año consecutivo, refirió que el proceso de promoción para el personal administrativo se realizó de forma transparente, con base en las convocatorias emitidas. “La finalidad es que los ascensos respondan a los requerimientos institucionales, a la par de reconocer el desempeño laboral y profesional de los trabajadores. En otra línea de trabajo, se les apoyó para terminar su formación básica por medio de Secundaria para Todos, un programa a nivel federal”, agregó.
Vera Delgado destacó que la relevancia de las acciones emprendidas se centra en el fortalecimiento de la organización, ya que en la medida en que el personal administrativo tenga posibilidades de crecimiento laboral, se sumará a los procesos de mejora.
A nombre de los beneficiarios, Roberto Osorio Sánchez, trabajador de la Facultad de Contaduría Pública, agradeció al Rector Alfonso Esparza el apoyo brindado para cumplir sus deseos de superación y reconocer el esfuerzo de cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria. Más tarde, invitó al resto de sus compañeros a sumarse a las iniciativas propuestas por la administración central, para continuar creciendo profesionalmente.