Por Irma Sadiz
 
Tras la consumación de la designación de Martha Erika Alonso como gobernadora de Puebla, el representante del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Pablo Cortés Córdoba, insistió que impugnarán el resultado pues afirmó que hubo  manipulación de los resultados del proceso electoral en favor del grupo en el poder, por parte del Instituto Electoral del Estado.
Asimismo, reiteró que el Partido Acción Nacional no está respetando la voluntad de los ciudadanos y cuestionó a la autoridad el hecho de hacer esta sesión privada, sin permitir el acceso a los medios de comunicación y con la presencia excesiva de elementos de la policía estatal, municipal y federal, para resguardar las instalaciones.
En entrevista, el representante del partido, subrayó que será en las instancias legales como se hará la defensa de la voluntad de los ciudadanos, tras encontrarse con la parcialidad del órgano comicial.
Asimismo, denunció que la autoridad electoral negaron el acceso a los representantes de Morena a las bitácoras de traslado de casillas y de actas de cómputos finales, lo que dejó en claro la operación de éste instituto en favor del grupo en el poder.
Por su parte, el representante del Partido del Trabajo, José Juan Espinosa Torres, recriminó a los consejeros electorales y a sus adversarios que traten hacer creer que los integrantes de la coalición Juntos Haremos Historia son los violentos en Puebla.