Marco Fierro

 

El Ayuntamiento de Puebla interpondrá una impugnación por la determinación del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), que ordenó modificar  el color de cebras peatonales, mismas que se encuentran con tonalidades de la bandera de la comunidad LGBTTTI.

 

Al respecto, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco, señaló que la sindicatura se encuentra llevando a cabo el proceso de impugnación, ya que respeto la determinación legal, pero no compartió la decisión.

 

“Vamos a presentar una impugnación, ya lo está llevando la sindicatura, respetamos  el criterio que se tomó, no estamos de acuerdo sobre todo porque fue una acción para visibilizar la lucha de la comunidad”, expresó.

 

Por lo anterior,  defendió nuevamente su actuación al sustentar que fue una medida que busca visibilizar la lucha de la comunidad LGBT y, aunque dijo respetar el resolutivo, no coincidió.

 

Y es que el TJA concedió la medida cautelar positiva para el demandante, de ahí que instruyó de manera inmediata regresar al color blanco en bulevar 5 de mayo y 31 oriente, para lo cual se dio un plazo de 3 días posterior a la notificación, de lo contrario se establecerán medidas de apremio de 10 a 100 veces el valor diario de la Unidad de Medida de Actualización (UMA).

 

La notificación no sólo aplica para la presidenta sino también para la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio Acle, de acuerdo a los resolutivos de la cuarta sala unitaria.

 

Finalmente, agregó que la determinación del juez no abona a combatir la discriminación: “Yo comento que cumplimos con la norma técnica que faculta pintar con colores contrastantes, eso nos justifica legalmente”, precisó.