• En la madrugada del martes robaron en tres negocios apenas separados por unas cuadras.

Odilón Larios Nava. – La madrugada de este martes al menos tres establecimientos comerciales sufrieron robos en el Sector 3 de la Policía Municipal. Los locales comerciales están apenas separados por algunas cuadras, lo cual es señal de la falta de vigilancia y seguridad en la zona, indicaron los agraviados.
Los comercios que fueron blanco de la delincuencia son un restaurante del barrio de Santiago, el otro es un negocio de iluminación de la colonia Volcanes y el tercero en una tienda de pinturas de la colonia Benito Juárez.
Cerca de las dos de la mañana del martes, en el restaurante Dejavu, ubicado en la plaza que se encuentra situada en la esquina de la 21 Sur y 17 Poniente, dos sujetos ingresaron por una pequeña ventana y robaron pantallas de plasma, la caja registradora y el dinero de las ventas.
Este establecimiento está ubicado a escasos metros de la UPAEP. Ahí los ladrones se dieron tiempo para preparar algunos alimentos e incluso comer hasta postre.
Ya con las energías repuestas por los alimentos, abrieron un boquete para apoderarse de pantallas de plasma y los otros objetos de valor con los que huyeron.
Las cámaras de seguridad con que cuenta el establecimiento lograron captar a dos ladrones, los cuales ingresaron al local cerca de la hora señalada. Aunque los propietarios alertaron a la policía, cuando los uniformados llegaron ya no pudieron hacer nada pues el robo se había consumado y los delincuentes habían escapado con su botín.
Presumiblemente casi a la misma hora, otros ladrones forzaban la cortina metálica de la tienda “Iluminatto”, dedicada a la venta de artículos para iluminación, la cual está ubicada en la 25 Poniente número 2503. Apenas en noviembre los ladrones vaciaron la misma tienda; cuatro meses después el propietario volvió a ser visitado por los delincuentes.
Cuando el propietario llegó al lugar se percató que la cortina estaba forzada, al ingresar notó que los delincuentes habían cortado los cables de las cámaras de seguridad. Al hacer el recuento de lo robado supo que los ladrones se llevaron computadoras, impresoras, mercancía y todo el dinero de la caja registradora.
El agraviado exigió a las autoridades policiales que hagan su chamba y que refuercen la seguridad, pues los robos en la zona están a la orden del día. Mencionó que apenas en el mes de noviembre los delincuentes también le habían vaciado el establecimiento.
Por último, el tercer robo ocurrió en la tienda de pinturas Ossel, ubicada en la 21 Sur 3109 de la colonia Benito Juárez, donde el propietario al llegar también se percató que le habían dado el “cortinazo”.
Según el agraviado en este tercer robo, únicamente le robaron algunos objetos de poca valía, sin embargo también alzó la voz para exigir más seguridad a las autoridades municipales