Por Patricia Moreno.

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla cumplió sus primeros cinco años como Arzobispo de Puebla de forma privada con familiares y amigos, en entrevista reiteró que su compromiso es consolidar la iglesia misionera y cercana a la gente.

Monseñor Sánchez Espinosa añadió que su objetivo es cumplir con el mandato del Papa Francisco; lograr una iglesia pobre para los pobres, para los necesitados y desamparados donde está la presencia de Jesucristo.

El líder de la Grey Católica hizo nuevamente el llamado a la sociedad a sensibilizarse y a brindar la mano a las personas que se encuentran en condiciones del vulnerabilidad.

El jerarca católico expresó que tiene varios compromisos, entre los que destacan: trabajar por las familias que son el núcleo de la sociedad y evitar así la desintegración familiar que tanto daño hace a los hijos y a los mismos padres, reforzar la evangelización por ello, mantiene las visitas pastorales en la capital como al interior del estado así como impulsar las vocaciones sacerdotales.

Por último confirmó que dicha ocasión especial será celebrada de manera privada con algunas familiares y amigos, así como en algunas reuniones sociales. Y posteriormente cuando se lleve a cabo la realización de la reunión de la “Vida Consagrada” se reunirá con los representantes de la iglesia católica poblana y aprovechará para festejar este quinto aniversario de apostolado.