• Eran procedentes del Distrito Federal, habían llegado a Puebla hace seis meses.
• El cadáver de la adolescente presentaba huellas de haber sido ultrajada sexualmente

Odilón Larios Nava.- Los tres cuerpos de las personas asesinadas en la colonia Miravalles fueron plenamente identificados por la hija mayor de la madre de esa familia.
Esta mujer dijo ante el Agente del Ministerio Público de Homicidios que los occisos respondían a los nombres de: Guadalupe Reyes Castro, de 40 años de edad, conocida por sus vecinos como La Güera, quien estaba embarazada; Tania Elizabeth Ramírez Reyes, de 16 años; y Elías Ramírez Reyes, de 13 años de edad.
La hija mayor de La Güera señaló que no vivía con ellos y que los visitaba poco. Además proporcionó datos sobre la identidad de la pareja sentimental de la mujer de 40 años, quien es el principal sospechoso del triple homicidio.
Cabe señalar que durante las necropsias de ley, se corroboró que los tres fueron asesinados por medio de una lesión en el cuello. Según fuentes cercanas a este medio, se observaba un hoyo en el cuello de las víctimas, del tipo que se hace al ganado para sacrificarlo desangrándolo.
Además se encontró que la adolescente, Tania Elizabeth, presentaba lesiones propias de abuso sexual, por lo que se presume que fue violada antes de ser asesinada. Aunque cabe señalar que al momento de hacer el levantamiento de los cadáveres, las autoridades encontraron que los occisos tenían las ropas colocadas de forma normal.
Como se informó en este rotativo en su edición anterior, La Güera y su familia, arribaron a vivir al domicilio marcado con el número 5 del andador Allende, de la colonia Miravalles, hace seis meses, procedentes del Distrito Federal. Mismo tiempo que, relató la testigo de identidad, llevaban trabajando en el área de comida del Mercado Hidalgo.
Las investigaciones por parte de los agentes investigadores de homicidios continúan. Cabe señalar que la hija de La Güera, solicitó apoyo de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) para cubrir los gastos funerarios, pues dijo ser de escasos recursos.