• Aseguran que el asesino obligó a empleados a que subieran los cadáveres a su camioneta.

Odilón Larios Nava.- Autoridades investigadoras tienen plenamente identificado al presunto homicida del bar Rebeca del municipio de Libres. Las investigaciones también les han permitido establecer cómo ocurrió el triple asesinato la madrugada del lunes., cuando fueron ultimados dos gemelos y su padre.
En el bar Rebeca, la madrugada del lunes se registró un triple asesinato en el bar Rebeca, ubicado en la carretera federal Oriental-Libres a la altura del kilómetro 75. Dos hermanos gemelos y su padre estaban en el bar y fueron asesinados a disparos. Después sus cuerpos fueron subidos a un vehículo y llevados hasta Ixtacamaxtitlán, donde fueron depositados en un terreno desolado y les prendieron fuego.
Gracias a reportes extraoficiales de pobladores de Libres, quienes solicitaron el anonimato, ahora se sabe que los occisos respondían a los siguientes nombres: José María y Gil, gemelos de apellidos Díaz Guerrero y su padre Gil Díaz Farfán. Los tres, según estas versiones, estaban en el interior del bar, compartiendo como padre e hijos.
En el lugar, al calor de las copas habría existido una riña entre los tres mencionados y un hombre llamado Jorge, hijo de un conocido comerciante de mariscos de la zona. Según la versión de los pobladores, el padre de los gemelos amenazó con la pistola a Jorge, éste último le dijo “¡jálale!”, pero “el señor le dijo que se largara”.
Jorge no se fue, sólo salió a su vehículo y regresó portando un arma de fuego con la cual mató a sus contrincantes, indicaron las fuentes consultadas. Los mismos informantes mencionan que el probable homicida habría obligado, a punta de pistola, a los trabajadores del bar a que subieran los cuerpos a una camioneta y así fue cómo llevó los cadáveres hasta el sitio en donde horas después fueron encontrados calcinados.
“No es la primera vez que Jorge muestra violencia, hace años baleó a una persona, pero sólo pagó los daños, nunca le hicieron nada”, señaló una de las fuentes consultadas.
Según otro de los informantes, en el bar Rebeca, una vez que ya no estuvieron los cuerpos, los empleados se encargaron de limpiar para borrar evidencias de lo que allí había ocurrido. Pero las autoridades investigadoras ya cuentan con informes e indicios que marcan claramente la línea de investigación y tienen perfectamente identificado al probable responsable, por lo que no se descarta su pronta detención.