• Los tuvieron retenidos por más de tres horas; los golpearon y robaron las armas de cargo.
• Derivado de las acciones para rescatarlos sus compañeros aseguraron un predio con camionetas usadas para el huachicol y 9 camionetas y detuvieron a dos chupaductos.

Odilón Larios Nava.- La junta auxiliar santa María Xonacatepec, fue sitiada por la policía municipal y estatal las primeras horas de este miércoles, debido a que un grupo de delincuentes vinculados al robo de hidrocarburo de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) mantuvo retenidos, durante más de tres horas, a dos policías de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), quienes después de haber sido golpeados y despojados de sus armas, fueron liberados.
Derivado de las acciones para localizar a los uniformados las autoridades municipales lograron además de rescatar a los agentes, asegurar 9 vehículos con cinco mil litros de gasolina de procedencia ilícita y detener a dos presuntos huachicoleros. Ninguno de los detenidos está relacionado con la retención de los agentes policiales.
Todo esto comenzó cerca de las 05:00 horas, cuando elementos de la policía estatal preventiva detuvieron a un presunto huachicolero que conducía una pipa con reporte de robo, la cual estaba vacía.
Como represalia, los cómplices de este sujeto capturaron y retuvieron a dos policías de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), a quienes desarmaron y retuvieron su patrulla, la P-408. Los delincuentes entablaron comunicación telefónica con los mandos policiales del municipio, exigieron que devolvieran la pipa y liberaran al conductor a cambio de que ellos dejaran libres a los policías retenidos, quienes fueron desarmados en el acto.
De inmediato se dio una fuerte movilización policial tanto de la SSPTM como de su similar en el estado. Las negociaciones vía telefónica cesaron alrededor de las 06:30 horas, momento en que el grupo de delincuentes fue perdido de vista por los policías apostados en calles de esa colonia.
Cuando llegaron hasta el lugar donde estaba ubicado el grupo de rijosos, no encontraron a nadie, es decir ni a sus compañeros. Sólo hallaron la patrulla abandonada, por lo que procedieron a asegurarla y resguardar. En ese instante comenzaron a buscar a los policías retenidos en la barranca del lugar, además se establecieron retenes en las entradas y salidas de la junta auxiliar en donde se revisaban camionetas y vehículos sospechosos.
Estas acciones duraron hasta antes de la nueve de la mañana, que fue cuando lograron ubicar y rescatar a los dos policías, quienes manifestaron que fueron torturados por sus captores quienes los golpearon principalmente en el estómago y en los testículos. Una versión indicó que los abandonaron en un terreno de cultivo entre milpas. Una segunda versión señaló que fueron encontrados en una barranca de nominada El Jagüey.
Cabe destacar que los delincuentes que mantuvieron retenidos a los policías lograron escapar y se llevaron consigo las armas de cargo de los uniformados. Apenas fueron encontrados, los dos policías fueron atendidos por paramédicos de SUMA y trasladados al hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, para recibir atención médica.

DETIENEN A CHUPADUCTOS Y ASEGURAN CAMIONETAS

Por medio de las labores de búsqueda de los dos policías retenidos y la instalación de retenes de revisión, que establecieron los uniformados, lograron ubicar una camioneta color roja con camper, que transportaba dos contenedores abastecidos con gasolina de procedencia ilícita. Los dos ocupantes de la unidad al percatarse del retén aceleraron con intención de escapar, pero perdieron el control de la unidad y fueron detenidos. Se trata de un hombre de aproximadamente 48 años de edad y otro de aproximadamente 30 años. Este aseguramiento se dio en la calle San Isidro casi esquina con Camino a san Miguel Espejo.
Cerca de ese lugar aseguraron una segunda camioneta, en este caso los tripulantes lograron escapar. Se trata de una camioneta con dos contenedores vacíos. Esta unidad cuenta con reporte de robo.
El aseguramiento más importante lo hicieron los policías municipales en un domicilio situado entre Camino a san Miguel Espejo y calle san Cristóbal. En ese lugar, en el patio frontal de una casa hallaron seis camionetas utilizadas por las bandas de huachicoleros. Una de ellas cuenta con reporte de robo, y en otra tipo redilas, se hallaron tres contenedores cargados con hidrocarburo de procedencia ilícita. Afuera de esa casa se encontró una camioneta tipo vagoneta, color gris, modelo muy atrasado, la cual en su interior transportaba un tinaco Rotoplas y una manguera utilizada para ordeñar combustible de los ductos.
El domicilio quedó resguardado por la policía municipal en espera de que acudiera el personal de la Procuraduría General de la República (PGR) para el cateo de rigor. Las otras dos camionetas y los dos detenidos fueron remitidos ante el Agente del Ministerio Público Federal.
Hay que señalar que una vez que se habían obtenido tales resultados, acudieron al lugar en apoyo para blindar la zona, elementos de la Ejército Mexicano, de la Policía Federal División Gendarmería y Policía Ministerial.