• No hubo detenidos por estos hechos, lo único que se encontró en la zona fue un aparato hechizo para perforación.

Odilón Larios Nava.- Nuevamente chupaductos intentaron hacer de las suyas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y provocaron un derrame que alcanzó quince metros de altura aproximadamente y afectó terrenos de cultivo de maíz en Acajete.
Cuando acudieron autoridades para atender la fuga, encontraron un “aparato hechizo de perforación” que terminó por determinar que el derrame había sido provocado por una banda de huachicoleros.
Durante las primeras horas de este miércoles, automovilistas que circulaban por la autopista Puebla-Orizaba, en el poliducto Minatitlán-México, a la altura del kilómetro 150, en San Jerónimo Ocotitlán reportaron un fuerte olor a gasolina.
Además refirieron que podían observar una columna de líquido que alcanzaba los 15 metros, al parecer de combustible que caía sobre unos terrenos de cultivo de maíz. Es así como personal de Bomberos de Tepeaca, así como policía preventiva, Seguridad Física de Pemex, Protección Civil y Emergencias Puebla de la paraestatal, acudieron para resguardar la zona y evitar cualquier riesgo.
En específico, los elementos de Emergencias Puebla se encargaron de suspender el sistema, es decir dejaron de suministrar el ducto de Minatitlán-México, y cerraron la válvula de Hueyapan.
Finalmente, tras las labores de control, alrededor de las 10:00 horas el chorro de hidrocarburo se detuvo y procedieron a efectuar el sellado de la toma.
Cabe recordar que no es la primera fuga que se ha registrado en la semana, ya que la madrugada del miércoles en san Francisco Tláloc, en Tlalancaleca, se registró también un derrame de combustible, debido a una toma clandestina, sin embargo fue de menor magnitud.