• Lo anterior se derivó de dos tomas clandestinas que se salieron de control.
• Fue en diferentes municipios del territorio poblano, uno en Acajete y otro en Esperanza.

Odilón Larios Nava.- Nuevamente dos tomas clandestinas se les salen de control a presuntos huachicoleros, esta vez en san Jerónimo Ocotitlán, en el municipio de Acajete y en el municipio de Esperanza, provocando con ello derrames verticales que alcanzaron hasta 15 metros de altura.
Ambos fueron reportados durante las primeras horas de este lunes, alrededor de las 09:00 horas, momento en que se tuvieron que movilizar autoridades de la paraestatal y los técnicos de Emergencias Puebla.
El primero de los casos denunciados se registró a un costado de la autopista Puebla-Córdoba, a la altura del kilómetro 147, específicamente en terrenos de cultivo de Acajete, hasta donde acudieron elementos de Protección Civil del municipio de Amozoc y del estado, así como policías estatales.
Posteriormente lo hizo el personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de Emergencias Puebla, que es el área técnica de la paraestatal, quienes tuvieron que controlar y eliminar la toma clandestina.
Lo propio hicieron las autoridades en el municipio de Esperanza. La situación en ambos puntos fue controlada alrededor de las 11:00 horas, luego de que cesara el chorro de gasolina, en el poliducto Minatitlán-México,
Esto se da a tan sólo unos días de que en el municipio de Quecholac, en la localidad de Palmarito Tochiapan, se suscitara un voraz incendio en una toma clandestina con derrame.