• El huachiretén ocurrió el viernes por la noche en los límites de Tlaxcala con Puebla, entre Zitlaltepec, Tlaxcala y Nopalucan, Puebla.
• Robaron 7 camionetas y privaron de la libertad a 11 personas, las cuales fueron rescatadas gracias a la denuncia de una víctima que logró escapar.

Odilón Larios Nava.- Siete camionetas fueron robadas mediante un “retén de huachicoleros” implementado el pasado viernes por la noche entre los límites de San Pablo Zitlaltepec, Tlaxcala y Nopalcan, Puebla. Los once ocupantes de las camionetas fueron amarrados de pies y manos y sometidos durante horas en una barranca. Una de las víctimas logró desatarse y pedir ayuda, eso dio como resultado que uno de los probables delincuentes fuera detenido.
Según algunas personas cercanas al caso y autoridades que conocieron de lo anterior, quienes por seguridad solicitaron el anonimato, corroboraron que este hecho se suscitó entre los límites de las dos entidades, el pasado viernes por la noche.
Las versiones recabadas con las fuentes antes señaladas, un grupo armado, probables huachicoleros, así los identificaron las víctimas, colocaron un retén en las inmediaciones de la barranca Betancourt. Ahí habrían logrado parar y robar 7 camionetas.
A los ocupantes de las mismas los amarraron de pies y manos, e incluso les quitaban algunas de sus ropas, y los tenían sometidos en una barranca. Uno de éstos habría podido escapar y pedir ayuda.
El operativo de rescate de las personas sometidas y privadas de su libertad estuvo a cargo de la policía estatal de Tlaxcala y de los municipios de Ixtenco y Zitlaltepec.
Así fue como 11 personas amarradas fueron rescatadas alrededor de las 04:00 horas del día sábado, y uno de los delincuentes fue detenido. Las fuentes consultadas indicaron que el detenido de nombre Uriel, de 28 años de edad y el caso, fueron remitidos a Tlaxcala.