• En San José Bella Vista, en Palmar de Bravo, se dio este enfrentamiento, que dejó personal castrense lesionado y daños materiales.
• Los pobladores robaron las armas de cargo de personal militar; se esperaba que un operativo militar se efectuara en el transcurso de la noche.

Odilón Larios Nava.- Durante la madrugada de este jueves dos elementos del Plan 500, por lo hermético que las autoridades han tratado el tema no se precisó si pertenecen al Ejército Mexicano o a personal de Seguridad Física de Pemex, resultaron lesionados a golpes por presuntos pobladores de San José Bella Vista, en el municipio de Palmar de Bravo. La agresión la habría detonado el intento de asegurar vehículos con combustible robado y pretender detener a delincuentes dedicados al hurto de hidrocarburo.
Trascendió que alrededor de las 23:50 horas de este miércoles, el personal del Plan 500, conformado por castrenses y Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex), realizaban un operativo por medio del cual localizaron a huachicoleros. Cuando detuvieron a dos de ellos fueron agredidos por sujetos que los superaban en número, por lo que tras pedir apoyo tuvieron que replegarse.
En esa marcha hacia atrás dos hombres uniformados fueron retenidos por la población junto con un vehículo oficial. Los presuntos huachicoleros golpearon a sus víctimas, dejándolas con lesiones que ameritaron ser trasladados a un nosocomio en la ciudad de Puebla, ello después de ser rescatados mediante un segundo operativo.
Una versión de los hechos señaló que los golpeados fueron elementos de Seguridad Física y una segunda versión señala que los agraviados fueron elementos del Ejército Mexicano. Hasta el cierre de esta edición ni las autoridades federales ni estatales habían informado sobre qué ocurrió exactamente en esa comunidad.

LA VERSIÓN DEL PUEBLO

Según versiones de pobladores de esa demarcación, quienes solicitaron anonimato, los agredidos fueron cuatro y fueron elementos del Ejército Mexicano, quienes habrían sido golpeados y despojados de sus armas de cargo. Éstos habrían sido capturados durante un enfrentamiento con presuntos ladrones de combustible.
Según estas versiones un operativo mayor del Ejército Mexicano llegó momentos después para rescatar a los retenidos y recuperar el vehículo en el que viajaban, el cual había sido dañado.
La presencia militar, por lo menos 120 elementos y unas 20 unidades, se mantuvo desde la madrugada de este jueves hasta el cierre de esta edición.
Versiones extraoficiales señalaron que un jefe militar acudió a reunirse con las autoridades de la mencionada junta auxiliar para exigir que los pobladores que entregaran las armas de las que presuntamente despojaron a los militares. Estas versiones señalan que son cuatro las armas robadas, una por cada elemento agredido.
Las armas no fueron regresadas y el personal militar seguía en la población hasta el cierre de esta edición. Los vecinos del lugar especulaban que por la noche madrugada los castrenses realizarían operativos en viviendas del lugar para tratar de recuperar las armas supuestamente robadas.
La exactitud de los hechos ocurridos en San José Bella Vista se desconocen, ya que las autoridades a lo largo del día no informaron sobre los pormenores del caso.