• Policías lesionaron a un presunto chupaductos y capturaron a dos de sus cómplices.
• Familiares y presuntos chupaductos amagaron con armar desmanes en la presidencia, exigían la liberación de los detenidos y que les entregaran a los tres policías que hicieron la detención.

Odilón Larios Nava.- Horas de tensión se vivieron este viernes en Acajete, después de que policías municipales se enfrentaran a huachicoleros en santa María Nenetzintla. Uno de los presuntos chupaductos fue lesionado de bala por los uniformados y dos de sus cómplices detenidos, les aseguraron una camioneta con bidones de combustible robado de los ductos de Petróleos Mexicanos.
Un grupo de aproximadamente 100 personas, entre familiares y presuntos chupaductos se reunieron en la presidencia de Acajete, para exigir la liberación de los detenidos, la devolución de la camioneta y que les entregaran a los policías que lesionaron al presunto delincuente.
Trascendió que los chupaductos, en Nenetzintla enfrentaron a los uniformados y uno de los delincuentes salió lesionado con un impacto de bala en el abdomen por lo que tuvo que ser llevado al Hospital General de Tepeaca, donde lo sedaron y no pudo rendir declaración.
El lesionado responde al nombre de Marco Antonio R. L., de 31 años de edad, quien es originario y vecino de La Magdalena Tetela, junta auxiliar de Acajete. Su cómplice fue detenido y llevado a la comandancia de policía de Acajete.
De acuerdo con reportes policiales un grupo de aproximadamente cien personas, identificados en su mayoría como chupaductos, algunos portando armas de fuego, llegaron hasta la presidencia y exigían la devolución de la camioneta y la liberación del presunto ladrón de hidrocarburo.
También acusaron que el hombre herido de bala por los policías es inocente, por lo que exigieron que les entregaran a los tres policías que intervinieron en esos hechos.
Los funcionarios municipales y los policías se resguardaron en la presidencia. Esto comenzó minutos después de las 12:00 horas. Para las 13:00 horas se hablaba que la turba estaba rociando con gasolina los carros estacionados frente a la presidencia y amenazaban con incendiarlos.
A esa hora también se mencionó que el grupo de rijosos comenzó a romper algunos de los cristales de la presidencia y que golpearon al menos a dos policías.
Según los mismos reportes policiales alrededor de las 13:30 horas, los rijosos se habrían llevado, a bordo de un vehículo particular, a Mario Carbajal, secretario general del ayuntamiento de Acajete, quien minutos después fue liberado.
La situación siguió tensa hasta que alrededor de las 16:00 horas, cuando patrullas de la Policía Estatal y la Gendarmería llegaron al lugar y la turba comenzó a disgregarse.
Las cosas volvieron a la normalidad cuando ambas partes llegaron a un acuerdo, el cual fue que los tres policías rindieran declaración ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se finquen o deslinden responsabilidades.
Alrededor de las 16:30 horas, una patrulla de la policía municipal de Acajete se retiraba custodiando a los tres policías acusados de haber lesionado al hombre de 31 años de edad, así como al presunto huachicolero detenido, también se llevaron la camioneta asegurada a los probables huachicoleros. Todo ello escoltado por la Policía Estatal.
En un breve comunicado la Secretaría General de Gobierno (SGG) indicó que las cosas volvieron a la calma en Acajete a las 16:15 horas, con el propósito de conseguir la liberación de un presunto delincuente y recuperar el vehículo con el hidrocarburo robado.