+ México pierde un área natural del tamaño del municipio de Puebla cada dos días: investigador de la BUAP

En 1972, la Asamblea General de Naciones Unidas estableció el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, para inspirar en las sociedades el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y la mejora del medio. Mientras esta fecha gana relevancia cada año, el mundo pierde 15 millones de hectáreas de bosque.
¿Por qué es importante conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente? Ernesto Mangas Ramírez, investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP, sostiene que la razón se basa en que los seres humanos también forman parte de los sistemas naturales, sin los cuales, esta y las otras especies no podrían existir.
En entrevista, el responsable de impulsar un proyecto de captación, tratamiento y aprovechamiento de agua de lluvia, en el municipio de Puebla, con el cual se dejaría de utilizar la red municipal durante casi siete meses al año, para dar oportunidad al acuífero de recargarse de forma natural, habló de la importancia de generar en México políticas públicas, reformas legislativas y cambios en los hábitos de consumo, a fin de salvaguardar la riqueza de ecosistemas que el país posee y que lo colocan como uno de los cinco más diversos de la Tierra.
“El 75 por ciento de las cactáceas del mundo son endémicas de México, así como el 50 por ciento de los anfibios. Del total de reptiles del país, casi la mitad sólo vive en el territorio nacional. Por tanto, tanto gobierno como ciudadanos tenemos el compromiso de preservar toda esta riqueza de ambientes, de fauna y flora, que nos convierte en uno de los países megadiversos del mundo”, sostuvo Mangas Ramírez.
Según datos de la Revista Mexicana de Biodiversidad, el país ocupa el onceavo lugar en número de especies de aves con respecto a otras naciones megadiversas. “Cerca del 75 por ciento de aves vienen de otros lugares del mundo debido a que México posee todos los ecosistemas del mundo. Sin embargo, cada dos días se pierde en nuestro país un área natural del tamaño del municipio de Puebla”, destacó el investigador de la BUAP.
La misma publicación posiciona a México en la quinta posición en cuanto al número de plantas vasculares y de anfibios, en el tercero por su cantidad de mamíferos y en el segundo por sus reptiles. Brasil es el país que posee más variedades de especies animales y de flora.
-¿Por qué se sigue dañando el capital natural de México, si existen leyes que regulan actividades humanas a fin de salvaguardar los ecosistemas?
Se debe a muchos factores. Uno de ellos es que las leyes actuales sólo imponen sanciones económicas a las empresas u organizaciones que contaminan por sus actividades. Además, éstas reciben notificaciones sobre cuándo las autoridades harán inspecciones. No veo a ningún agente de tránsito avisando dónde y en qué fechas vigilarán que los autos no excedan los límites de velocidad.
Ante las campañas que promueven ahorrar agua y reciclar residuos, entre otras acciones encaminadas al cuidado del ambiente, muchas personas sostienen que su contribución no es significativa frente a los daños que ocasionan las grandes empresas con sus contaminantes, y por ello optan por no hacerlo. ¿Qué tanto hay de cierto?
Sin duda las empresas contaminan mucho más que una familia cualquiera. Su impacto es mayor y por ello los gobiernos deberían tomar decisiones al respecto, como la modificación a los reglamentos y leyes, así como el incremento de los impuestos, para destinar la recaudación a las estrategias pro ambientales. No obstante, como individuos tenemos que asumir nuestra responsabilidad, sino formaríamos parte de todo eso que tanto criticamos. Si logramos que esta consciencia individual trascienda a la colectividad el impacto de nuestras acciones se multiplica.Desde que esta jornada se comenzó a celebrar en 1972, en todo el planeta se han organizado miles de eventos relacionados: desde campañas de limpieza de vecindarios, hasta acciones que hacen frente a los delitos contra la fauna y flora silvestres, o actividades de reforestación.
Este año, el Día Mundial del Medio Ambiente tiene como lema “Conectar a las personas con la naturaleza”. Según el boletín oficial de Naciones Unidas, en esta edición -que tendrá lugar en Canadá- se invitará a los ciudadanos del mundo a reflexionar sobre su lugar en la naturaleza y su dependencia estrecha.
“Basta con que nos desconectemos un rato de nuestras actividades diarias, el teléfono y los pendientes del trabajo para hacer deporte extremo al aire libre, acampar en un entorno natural o simplemente salir al bosque a contemplarlo para que nos demos cuenta de su belleza, valor e importancia para nuestras vidas. Así podemos comenzar con el cambio cultural que como humanos y como seres vivos necesitamos”, concluyó el académico.