• Con la Reforma Energética, la apertura del sector hidrocarburos implicó la transición de un mercado monopólico a uno abierto, indicó

El Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, afirmó hoy que “tras casi ocho décadas de mantener el monopolio de la exploración, producción, refinación y venta de hidrocarburos en el país, hoy PEMEX se fortalece para competir en un mercado abierto”.

En conferencia de prensa junto con el Director General de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Carlos Alberto Treviño Medina, Eduardo Sánchez señaló que el gobierno corporativo de PEMEX, “flexible para adaptarse a un complejo entorno de negocios y firme en el cumplimiento de la ley, se fortalece con la adopción de Reglas de Cumplimiento o Compliance”.

“Ello implica contar con políticas y procedimientos para garantizar que la empresa, sus directivos, empleados, así como socios o proveedores, cumplen con la normatividad y los códigos de ética y conducta considerados en la estrategia de integridad de PEMEX”, añadió.

El Vocero del Gobierno de la República subrayó que “el programa Compliance es una estrategia de integridad corporativa basada en los nueve códigos de ética y conducta que regulan las actividades de la empresa, a partir de los siguientes principios: Legalidad, Integridad, Honradez, Efectividad, Responsabilidad, Respeto, Lealtad, Imparcialidad, Igualdad y no discriminación”.

Este proceso, que consiste en investigar a fondo las condiciones jurídicas y económicas de una empresa antes de firmar cualquier contrato, será aplicado por Pemex a sus socios y éstos deberán aplicarlo también a otras empresas que intervengan en cualquier proceso relacionado con PEMEX, dijo.

Con este programa, agregó, “Petróleos Mexicanos se coloca a la vanguardia del sector hidrocarburos en el seguimiento y promoción de estándares legales éticos y de transparencia”.

Destacó que el principal objetivo de esta estrategia es “fomentar un ambiente de negocios con altos estándares éticos en el que PEMEX, sus socios, proveedores y clientes, puedan generar el mayor valor para los mexicanos”.

Indicó que tras la aprobación de la Reforma Energética, PEMEX ha fortalecido su competitividad y eficiencia a gran velocidad. “La apertura del sector hidrocarburos implicó la transición de un mercado monopólico a uno abierto, en el que hoy participan 69 empresas de 21 países, lo que supuso nuevos retos que PEMEX está afrontando con éxito”, enfatizó.

Eduardo Sánchez refirió que PEMEX es la empresa más grande del país, con ingresos que en 2017 rebasaron 1.4 billones de pesos. “Para poner esto en perspectiva: el volumen de sus ventas es mayor que el Producto Interno Bruto de países como Uruguay, Bolivia, Paraguay o Panamá”, agregó.