• Fue retenido por pobladores de San Francisco Cuautlancingo, lo acusaron de robar una lavadora.

Odilón Larios Nava. – Apunto estuvo un hombre de ser linchado por pobladores de Canoas Altas, en San Francisco Cuautlancingo. El hombre fue acusado de haber robado una lavadora, por lo que recibió una paliza. Autoridades estatales y locales dialogaron con los pobladores y lograron que les entregaran con vida al probable ladrón.
Lo capturaron el pasado lunes alrededor de las 18:00 horas del lunes y lo mantuvieron retenido hasta minutos antes de las 01:00 horas del martes. Cerca de cien pobladores de esa comunidad fueron los que se reunieron y clamaban por hacer justicia por propia mano.
Al sorprenderlo cuando intentaba robar una lavadora, la gente lo atrapó y le propinaron una golpiza, además lo amarraron de pies y manos con una soga. El grupo de personas fue creciendo, estaban armados con escopetas, machetes y palos, además de que su actitud era agresiva, por ello era importante la intervención de las autoridades.
Autoridades locales y del estado dialogaron con las personas y luego de llegar a algunos acuerdos decidieron entregar al hombre golpeado. Todo ello mientras una fuerza policial permanecía a la expectativa a la entrada del pueblo.
El hombre herido fue llevado en una ambulancia al Hospital General de Ciudad Serdán para recibir atención de los galenos. La población quedó en calma luego de este zafarrancho.
Cabe destacar que entre los acuerdos las autoridades se comprometieron a recibir a familiares de una persona que fue secuestrada en días pasados en las instalaciones del CIS de C