• Mientras trabajaba dentro de una zanja para colocar drenaje un alud de tierra lo cubrió hasta el cuello.
• Fue rescatado con vida, todo el tiempo estuvo consciente; fue llevado a un nosocomio para su atención.

Odilón Larios Nava.- Un trabajador quedo enterrado hasta literalmente hasta el cogote. Trabajaba en una zanja para la colocación de drenaje, en la calle Tercera Cerrada de Almanalco casi esquina con la federal a Tlaxcala, en la junta auxiliar de san Pablo Xochimehuacan, cuando una de las paredes de tierra se desprendió y casi entierra vivo a este masculino de 34 años de edad.}
Esto aconteció este Día de San Valentín, alrededor de las 18:20 horas, en la calle antes mencionada. Allí laboraba un grupo de albañiles, quienes de momento vieron como la tierra de una de las paredes de la zanja que habían abierto se desprendió.
Tres de los cuatro trabajadores que se encontraban laborando en ese momento lograron quitarse para no ser aplastados por el alud, mientras que Fernando Rosas Gutiérrez, de 34 años de edad, no corrió con la misma suerte.
La tierra que se desprendió lo cubrió desde el pecho hasta los pies. El que la cabeza del hombre quedara libre ayudó mucho a que este accidente no pasara a mayores. Ya que Fernando pudo respirar y estar consciente mientras los bomberos hacían las labores de rescate.
Personal de Protección Civil Municipal, policías municipales y paramédicos de SUMA también acudieron a la brevedad a atender esta emergencia, aunque los primeros en llegar fueron los bomberos, con el equipo de rescate necesario, pues una de sus subestaciones está ubicada a apenas cien metros de donde ocurrió el accidente.
Con los debidos cuidados para evitar otro derrumbe laboraron los bomberos y luego de algunos minutos lograron extraer al afectado. Fue atendido por los paramédicos de SUMA y llevado al Hospital General del Norte a bordo de la ambulancia 089.
Cabe señalar que el estado de salud del hombre fue reportado como estable, estuvo consciente en todo momento. Según lo comentaron algunos de los trabajadores la excavación no estaba apuntalada y eso fue lo que ocasionó que la tierra se viniera abajo y se suscitara el accidente.