• Cayó muerto en la caseta de vigilancia del fraccionamiento Vista Alegre donde llegó para pedir auxilio.
• Se presume fue agredido durante un asalto a transeúnte; otra versión indica que pudo resultar lesionado en riña.

Odilón Larios Nava. – Un hombre fue apuñalado durante un aparente intento de asalto en inmediaciones de Xilotzingo, mal herido logró llegar hasta la caseta de vigilancia del fraccionamiento Vista Alegre, en donde se desplomó, cuando llegaron los paramédicos encontraron que no presentaba signos vitales y el hombre tenía dos heridas de arma blanca en el pecho. Una segunda versión de estos hechos mencionó que el hombre pudo haber sido agredido durante una riña.
El occiso respondía al nombre de Carlos Antonio Morales Valles, de 45 años. Según narró a las autoridades el vigilante de la caseta, el occiso iba tocándose el pecho, por ello algunos testigos creyeron que se había infartado.
Quienes confirmaron el deceso de este hombre fueron los técnicos en urgencias médicas de Cruz Roja, a bordo de la ambulancia 289. Fueron ellos los que confirmaron que el hombre presentaba lesiones de arma blanca en el pecho, es decir que fue asesinado y que no se trataba de un infarto como se pensó de manera inicial.
La policía llegó sólo para acordonar el área donde cayó muerto el hombre, y posteriormente el personal de la Fiscalía Genera del Estado (FGE) efectuó el levantamiento del cadáver y la recolección de indicios para iniciar las investigaciones del caso.
En el sitio se indicó que el hombre al parecer pudo ser víctima de un asalto y que al resistirse fue apuñalado. Sin embrago una segunda versión no descarta que el hombre haya sido lesionado durante una riña.