• No se precisó si murió víctima de alcoholismo o si lo mataron a golpes.

Odilón Larios Nava.- El cuerpo de un hombre sin signos vitales fue encontrado frente a El Campanario, justo en la explanada de la entrada. El masculino pertenece al escuadrón de la muerte y vivía en situación de calle.
Según indicaron algunas mujeres, trabajadoras de uno de los comercios cercanos se percataron del cuerpo al llegar antes de las 08:00 horas, se percataron de que el hombre estaba tirado, boca abajo. Según dijeron tenía moretones en la espalda y una herida sangrante en la cabeza.
Es por ello que alertaron a los números de emergencias. Llegaron como primeros respondientes los uniformados del Sector 1 de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) quienes acordonaron para resguardar el lugar.
Según las mismas fuentes y otras personas que pasaron por el lugar, el hoy occiso era de aproximadamente 50 años de edad, y lo conocían como El Jarocho y/o El Poza Rica, por su origen veracruzano.
Dijeron de él que siempre estaba en la calle, todo el tiempo alcoholizado. Para sobrevivir recolectaba basura y cantaba en esa zona a cambio de unas monedas.
Agregaron que desconocían qué es lo que le ocurrió. Se dijo que pudo haber muerto a causa del alcoholismo que padecía, pero otra versión señaló un posible homicidio a golpes.
Esta última versión se basa en el hecho de que el cadáver presentaba huellas aparentes de una golpiza. La necropsia de ley será la que determine si efectivamente se trata de un asesinato o las autoridades están ante una muerte natural.