• La citó en “El Ranchito” en Azumiatla para darle dos patos, pero en le regaló la muerte.

Odilón Larios Nava.- El cuerpo de una mujer con varias puñaladas fue encontrado dentro de una propiedad de un supuesto amigo, a quien conocía desde hace 15 años. La fémina ya no presentaba signos vitales cuando paramédicos acudieron al llamado. Se presume murió a causa de las diversas puñaladas que le propinaron, una de ellas en el corazón.
Los hechos se registraron en una propiedad ubicada en un cerro de San Andrés Azumiatla, la cual lleva por nombre Ranchito San Miguel, como le llamaba su propietario Juan Justo Hernández, quien es el probable responsable del feminicidio.
La hoy occisa fue identificada por sus familiares como Lucía Diego Ángeles, de 36 años de edad, originaria de Cuetzalan, quien tenía cinco hijos, tres de ellos también son hijos de Juan Justo. El cadáver presentaba múltiples huellas de violencia, principalmente lesiones de arma blanca en el cuello y pecho.
Trascendió que Juan Justo era casado, pero tenía una segunda familia con Lucía, quienes estaban en esa situación desde hace tres lustros. Durante el periodo que duró la relación el varón siempre mostró señas de ser violento. De hecho el último episodio de violencia lo vivió la mujer hace dos semanas, cuando acudió a denunciar los hechos ante la Fiscalía General del Estado (FGE), pero según el decir de los familiares, las autoridades no actuaron de forma oportuna.
La familia de Lucía presume que Justo Hernández estaba muy molesto por esa situación, el hecho de que ella lo hubiera denunciado. Por ello afirman la llamó por teléfono y la citó en el Rachito supuestamente para hacer las paces y para mostrarle que como muestra de buena voluntad le pondría una verdulería donde además pondrían venta de pollos, y estos los criarían en dicho ranchito.
Con ese engaño la mujer habría acudido el pasado jueves a dicho lugar en Azumiatla, en donde se presume discutió con el probable homicida y ella resultó muerta. En su cadáver había huellas que indican que ella se defendió y que el homicida quizá haya resultado al menos con alguna lesión.
El probable homicida escapó del lugar y poco después el hijo de éste, habría llegado al inmueble en donde descubrió el cadáver y dio aviso a las autoridades, o al menos así lo refirió en sus declaraciones. Los deudos de la fémina son de la idea de que este joven de 27 años de edad, está encubriendo a su padre.
Todo lo anterior consta en la carpeta de investigación 1003/2017 de la Zona Centro, la cual se inició por el delito de feminicidio. Las autoridades ya trabajan en buscar al probable responsable para que se le inicie el proceso legal en su contra.
Los familiares de la hoy occisa mencionaron que piden que todo el peso de la ley se aplique para castigar a este hombre que acusan mató a Lucía de esta forma tan violenta.
De acuerdo con recuentos extraoficiales se sabe que en lo que va del 2017 han sucedido en el estado de Puebla 17 homicidios de mujeres, la mayoría de ellos cuentan con las características para ser considerados crímenes contra la mujer y por lo tanto feminicidios.